viernes, 22 febrero 2019
12:06
, última actualización
Deportes

Jiménez: "Unos hicimos el trabajo y otros pasean la Copa"

El ex técnico sevillista lanza un mensaje a Álvarez: "Me alegra que otros sigan mi senda".

el 27 may 2010 / 20:20 h.

El ex entrenador del Sevilla, Manolo Jiménez, ha vuelto a abrir la caja de los truenos, justo cuando parecía que se habían cerrado las filas –y también las heridas– tras su cese como entrenador. El técnico de Arahal, en declaraciones a Giralda Televisión,  opinó en relación a su labor durante la recién concluida campaña en el Sevilla que unos hicieron “el trabajo feo y a otros les ha tocado pasar a la historia como que han ganado la copa”, en alusión directa a su sucesor, Antonio Álvarez, recién renovado como técnico del club.

“Antonio Álvarez ha sabido esperar, se lo merece y le deseo lo mejor. Me satisface que mi trabajo haya servido para que otras personas sigan mi senda”, manifestó Jiménez en clara referencia a su sustituto. De hecho, el que fuera preparador blanquirrojo hasta la llegada al banquillo de Antonio Álvarez, reivindicó el papel que le tocó jugar en esa conquista del torneo copero porque él fue quien dirigió al Sevilla en todas las eliminatorias hasta llegar a la final. “Unos hemos hecho el trabajo feo, donde se presionaba, se exigía y llegaban las críticas pese a ganar, que no todo es llegar y freír un huevo. Y otras personas han llegado y les ha tocado llevar, pasear y enseñar la Copa y pasar a la historia como que la han ganado”, sentenció.

Sin engaños. Jiménez fue a más: “El que quiera engañarse, que se engañe. Hay que ver los partidos. El Sevilla, en los diez últimos partidos de liga ha ganado el 50%, 15 puntos”. Además, el de Arahal considera que no se puede decir  todavía que el cuadro sevillista haya mejorado en su juego. “El que quiera engañarse, que se engañe, ése no es el Sevilla que puede aspirar a una liga”, manifestó.

Con todo, remarcó que confía plenamente en el éxito de su sucesor. “Dejé un equipo quinto a dos puntos del cuarto y metido en la final de la Copa del Rey. Cuando llegué, el equipo estaba décimotercero y lo pusimos quinto. Antonio Álvarez ha sabido esperar, se lo merece y le deseo lo mejor y me satisface que otros sigan mi senda, reiteró. Nadie en el club de Nervión ha salido al paso de estas declaraciones que evidencian que las heridas aún no han sido cerradas en el seno de la entidad nervionense pese al triunfo cosechado con la Copa del Rey y la clasificación para la Liga de Campeones.

  • 1