Deportes

Joaquín Caparrós: 'El Sevilla va supersobrado'

En cuestión de cuatro días deberá enfrentarse dos veces al Sevilla, el equipo que le vio crecer como técnico de élite y que -paradojas de la vida- vuelve a cruzarse en su camino en el peor momento: sólo uno alcanzará la final de Copa. Los sentimientos vuelven a ser contradictorios.

el 15 sep 2009 / 23:09 h.

-Quedan pocos días ya para el esperado partido de vuelta de semifinales. ¿Qué ambiente se respira en Bilbao?

-Buff... Hay un ambiente muy grande. Sevilla y Athletic somos dos clubes muy parecidos en lo referente a la afición. Aquí también hay una gran fidelidad hacia el club, hacia los jugadores... El sevillista y el seguidor del Athletic viven intensamente su equipo, y claro, cuando llegan partidos como estos, se nota especialmente.

-El Athletic es un conjunto copero por excelencia y eso hará que esta semifinal sea todo un acontecimiento allí...

-Desde el inicio de esta competición te das cuenta de la importancia que tiene la Copa en Bilbao. Cuando llegas aquí lo primero que te dice la gente es lo especial que es este torneo, que hay que intentar llegar lejos... El año pasado, en cuartos de final contra el Racing, ya se comprobó que el ambiente era muy especial.

-¿Y cómo está viviendo personalmente Joaquín Caparrós eso de volver a enfrentarse al Sevilla en semifinales, al equipo que lleva en el corazón?

-Uno es profesional y tiene la obligación de desconectar del sentimiento. Ya tengo la experiencia de lo que sucedió cuando estaba en el Deportivo [fue muy criticado en La Coruña por decir que iría al Bernabéu a apoyar al Sevilla aunque no lo eliminase] y me centro en mi obligación como profesional. Tengo que desconectar. Mejor dicho: desconecto para afrontar estos dos encuentros de la mejor forma.

-De todos modos, antes hay que jugar un choque de Liga. ¿Hará rotaciones en esto que se califica como toma de contacto?

-¿Toma de contacto? En absoluto. Hay puntos en juego. Si me dijeran que es un amistoso, pues sí, pero ya nos conocemos todos. Manolo conoce a los futbolistas del Athletic y yo a los del Sevilla. No sé lo que harán ellos, pero en nuestro caso sólo podemos pensar en el partido del sábado. No nos sobran puntos en la Liga y debemos seguir luchando. No podemos despistarnos. Somos un equipo que tiene que dar el cien por cien siempre. No estamos acostumbrados a disputar dos o tres competiciones con plantillas amplias, como sucede en el caso del Barcelona, Real Madrid o el propio Sevilla.

-¿Qué tal llega el Athletic a este doble enfrentamiento? ¿Más o menos fuerte de lo que se vio en la ida de semifinales?

-Nosotros somos un equipo en formación, con mucha gente joven. Contamos con jugadores que cada día que pasa van teniendo más participación y cogiendo confianza; quieren ser importantes y crecen día a día. Y con ellos, el equipo. Pero hace falta tiempo todavía para afinar más.

-La distancia en el tiempo entre el partido de ida y el de vuelta es grande. ¿Afectará especialmente a algún equipo?

-Eso es algo que no se sabe. No tiene sentido este parón si queremos dar importancia a la competición. La Copa es un torneo de la afición. ¿Imaginas que el Real Madrid y el Liverpool juegan la ida de la Champions esta semana y la vuelta dentro de un mes? Pero bueno, las cosas son así. De todos modos, será un partido abierto, parecido al de ida. Los dos equipos vamos a tener opciones y el componente de fortuna será importante. El Sevilla sabe manejar estas situaciones, tiene mucha experiencia, y eso puede ayudarle.

-Hablemos del Sevilla. ¿Cómo lo está viendo? Se ha mostrado irregular en algunas fases de la temporada, pero está tercero en Liga, en la semifinal de Copa...

-La verdad es que lo veo muy bien, en una línea correcta, supersobrado... En la Liga ocupa puestos de Champions, con un Barcelona que está rompiendo todos los registros y el Real Madrid únicamente por delante. Además, está en semifinales de Copa, con la posibilidad de plantarse en la final... Las expectativas se están cumpliendo por el momento, aunque la temporada es larga y los balances hay que hacerlos cuando estas terminan.

-Sabrá perfectamente cómo está siendo para Manolo Jiménez. La presión que soporta es grande, porque las exigencias que hay ya en el Sevilla son altas...

-Presión hay en todos los sitios. No hay más presión allí que en Madrid o en Barcelona; o más que aquí. El aficionado se acostumbra a los buenos resultados y quiere verlos. Pero eso pasa también en el Numancia, en el Valladolid... La gente va exigiendo cada vez más a los equipos. También es verdad que se cobra en función de la responsabilidad que se tiene, de la presión que se soporta.

-¿Y cómo está viendo a Jiménez en su segunda temporada ya al frente del plantel?

-La verdad es que le veo muy bien, muy metidito. Tiene algo fundamental: el respaldo del presidente, del consejo de administración, de la dirección deportiva... En el Sevilla van todos a una y ése es su gran éxito. Es un club en el que todos están muy unidos, en el que se trabaja sabiendo que la temporada es larga y que llegarán buenos y malos momentos. Se trata de mantener una línea, y en el Sevilla sucede así. Manolo transmite unión, confianza en su trabajo por parte del club.

-José María del Nido dice incluso que espera que Jiménez sea "el Wenger del Sevilla"...

-Y me parece perfecto. Esos mensajes son importantes, porque refuerzan a un técnico. ¡Qué mejor que alguien como él, un entrenador de la casa, alguien que lo ha sido todo como jugador! Ojalá Manolo esté al frente del equipo hasta que él mismo diga: 'Hasta aquí he llegado'.

  • 1