jueves, 13 diciembre 2018
16:25
, última actualización
Deportes

Jordi y Jorge Molina, imputados por el supuesto amaño de partidos

Este viernes declararon en el juzgado junto a Antonio Amaya, Patxi Puñal y Sergio García, que también han sido imputados.

el 13 mar 2015 / 12:15 h.

Los jugadores, en Pamplona (Efe) Jorge Molina (izquierda), con Amaya y Jordi (derecha), este viernes en Pamplona / Efe La investigación del presunto amaño de varios partidos de Liga por parte de Osasuna, en supuesta connivencia con futbolistas de otros equipos, dio ayer un paso adelante con la imputación de cinco jugadores. El problema para el Betis es que entre ellos hay dos que actualmente defienden sus colores, además como titulares indiscutibles en el esquema de Pepe Mel:Jordi Figueras y Jorge Molina. Los otros son los exbéticos Antonio Amaya y Sergio García y el exosasunista Puñal. Todos comparecieron ayer en Pamplona ante el juez Fermín Otamendi, que instruye esa causa sobre el presunto desvío de al menos 2,4 millones de euros de las cuentas del club navarro para dedicarse al arreglo de partidos. Los primeros en llegar al Palacio de Justicia de la capital navarra fueron precisamente los dos béticos, que estaban en Pamplona desde el jueves por la tarde. Cada uno fue acompañado de su propio abogado a título particular, no por los letrados del Betis. A las 8.30 de la mañana ya se encontraban en las dependencias judiciales. Sin embargo, un problema técnico con el micrófono de la sala hizo que las declaraciones no comenzasen hasta una hora y media más tarde. Amaya y Jordi, los dos señalados por el ex gerente rojillo Ángel Vizcay ante la LFP, salieron poco después de las 10.30 y no dijeron nada a la prensa. Jorge Molina fue el último en sentarse delante del magistrado, salió de la Audiencia algo más tarde de las 11.15 y tampoco se pronunció en público. Los dos jugadores del Betis regresaron a Sevilla y esta mañana volverán a ponerse a las órdenes de Pepe Mel en el entrenamiento previsto a las 11.00 de la mañana en la ciudad deportiva. Si no hay ningún inconveniente por su parte, ambos formarán parte de la expedición que viajará a Las Palmas desde el aeropuerto de San Pablo a las 17.00. En principio, el entrenador cuenta con ambos. Jordi ya lleva semanas jugando bajo la sombra de la acusación de Vizcay sin que su nivel se resienta y Jorge Molina posiblemente es el futbolista más en forma de toda la plantilla. Hasta ahora, el único señalado directamente por las acusaciones de Vizcay era Jordi, que según el exgerente pactó junto a Amaya cobrar 400.000 euros por vencer al Valladolid y 250.000 por dejarse perder ante Osasuna en las dos últimas jornadas de la pasada campaña. La comparecencia de Molina se contemplaba por su condición de capitán de la plantilla, de ahí que su imputación resultase más inesperada que la de su compañero.  

  • 1