Local

Jordi González: "Hay aristócratas, como Tita, que dan pena; qué cosa tan hortera"

El presentador de Telecinco disecciona los modales de la alta sociedad y de la de a pie.

el 12 ago 2010 / 20:08 h.

Es de los pocos presentadores que no se toma vacaciones. Es encender Telecinco y allí está, lo mismo para presentar La noria que para codearse con Carmen Lomana y su glamour en Las joyas de la corona. Y si toca, como es el caso, también presenta especiales donde una médium británica conecta con los difuntos de varios famosos para traerles noticias, eso sí, esperanzadoras.

Es Jordi González, un presentador todoterreno donde los haya que no tiene pelos en la lengua, como demuestra en la entrevista que le ha hecho FormulaTV.com.

Sobre la Lomana afirma que "me parece un ser irrepetible. Me gusta porque dice lo que piensa, aunque casi nunca piensa lo que dice. Es espontánea y fresca. Espero y deseo que el tiempo no la cambie y siga siendo así. Dice las cosas como son, como ella las ve. Está bien porque es políticamente incorrecta. No es, en este sentido ni en ninguno, una hipócrita".

Cuando se le pregunta qué famoso necesitaría clases de protocolo, de educación, de oratoria, que es lo que se practica en la escuela de Las joyas de la corona, no tiene reparos en aseverar que "al 90% de los famosos que por dinero van a hacer el show a los programas de televisión habría que pulirlos. Casi todos los que por dinero venden a su padre, su hermana o la gente con la que se han acostado. Necesitarían no sólo una escuela de glamour, sino probablemente un reformatorio desde mi punto de vista".

Para la aristocracia y sus modales también tiene palabras: "Hay aristocracia que se comporta de manera ejemplar, que es la que no es popular, como por ejemplo la familia del Conde de Godó; y también hay aristocracia que da un poco de pena, como por ejemplo la baronesa Thyssen. Es aristócrata y mírala; qué cosa tan hortera".

A la pregunta de si es compatible pertenecer a una clase baja o media-baja y comportarse con modales, González responde que "se trata de saber estar en los sitios, no sólo en cenas donde hay 80 cubiertos por persona. Se trata de poder desenvolverte con una cierta soltura en una entrevista de trabajo, que es una cosa que tarde o temprano todo el mundo tiene que hacer".

  • 1