Deportes

Jordi: "Ojalá llegásemos a la final en Europa y en la Copa, pero lo importante es la Liga"

ENTREVISTA. El central calca el discurso de Mel, recalca "lo difícil" que le resultarían los descartes europeos y relata su experiencia en común con Miki Roqué en la cantera del Lleida.

el 08 sep 2013 / 23:20 h.

Jordi Figueras posa en la ciudad deportiva del Betis / Manuel R.R. (Atese) Jordi Figueras posa en la ciudad deportiva del Betis / Manuel R.R. (Atese) –Primer balance del primer tramo de competición: ¿bien en Europa y regular en la Liga? –El balance en Europa es muy claro: nuestra misión era pasar y lo hemos hecho, además muy bien. En la Liga tuvimos un primer partido muy difícil, estuvimos a la altura y más. El fallo fue contra el Celta. En cuanto al Espanyol, es un campo muy complicado y todo lo que sea sumar fuera es positivo. No hay que alarmarse, queda muchísimo y hay mucha gente nueva en el equipo. Tenemos que adaptarnos los unos a los otros, aunque ya no hay excusa, debemos ganar partidos. Si fuese por nosotros, sólo habría victorias, pero no creo que alguien en la historia haya ganado los 38 partidos. –El calendario se intensifica a partir de ya... –Es positivo. Cada partido te da una oportunidad de superar y arreglar lo que hiciste en el anterior. No tiene que servir de excusa. –Se lo digo porque en este Betis los jugadores corren mucho... –El míster desde luego quiere que presionemos arriba y en los años anteriores no le ha ido nada mal, así que este año también nos irá bien. Cuanto más adelante se robe el balón, mucho mejor, tienes más opciones que si lo robas en nuestra portería. La gente de ataque se tiene que sacrificar un poco más. –A estas alturas, ¿el equipo ataca mejor que defiende o defiende mejor que ataca? –El equipo está muy equilibrado. Tenemos dos jugadores o más por puesto y esté quien esté cumple de sobra. El míster está repartiendo minutos para casi todos y eso es muy positivo para tener a la gente metida. El equipo está muy bien puesto y sobre todo con mucho compromiso. La gente de arriba es la primera en defender. –Jugaron muy bien en Madrid... y cero puntos; y mal en Barcelona y un punto. ¿El camino a seguir es el de Cornellá-El Prat? –Tenemos que seguir el camino que empezamos en el Bernabéu. Se jugó un muy buen partido e hicimos muchas ocasiones, pero cuando la pelota no quiere entrar, no entra. El camino es intentar jugar la pelota y cuando no se puede, no arriesgar para que el rival no te haga daño. El del Espanyol sí fue un partido malo y soso, pero nos sirvió para sumar el primer punto, era muy importante antes del parón. –Sin hablar de ansiedad, ¿sí existía cierta inquietud? –Inquietud tampoco, eran más las ganas de conseguir el primer punto para no irnos al parón con cero. No habría sido alarmante porque llevamos tres jornadas, pero si juegas contra el Valencia y ya piensas que debes ganar... –¿Qué le está pareciendo Pepe Mel? –Es exigente y eso es muy positivo. Que intente sacar el 120% de cada uno te obliga a estar a tu más alto nivel, a pensar que si no estás bien, no juegas. –¿Mejor Mel que Garrido? –Con Garrido estuve menos de un mes y está claro que no me quiso en el Brujas. Aquí la impresión ha sido buenísima, sobre todo en los entrenamientos, todos con balón. –¿Echaba de menos la Liga? –Siempre, pero en Bélgica estuve muy bien y el Brujas me dio la oportunidad de jugar en Europa. El Betis me ha permitido volver a jugar en España al máximo nivel. –¿Alguna cuenta pendiente con algún delantero que alguna vez le haya traído por la calle de la amargura? –Uf, que yo recuerde, no muchos. Soy íntimo amigo de Javi Guerra y tengo ganas ya de que lleguen esos partidos contra él, contra Marc Valiente, contra Sisi… –Ha sido el último central en jugar. ¿Será como Amaya la temporada anterior? –Es verdad que el míster ya conocía a los demás y yo llegué el último para ganarme un puesto. Lo único que puedo hacer es dar el 150% en los entrenos y estar preparado física y mentalmente para aprovechar la oportunidad. –¿La está aprovechando? –Sí, estoy contento. Al Jablonec le ganamos 6-0, no hubo muchas complicaciones pero dejar la portería a cero es importante para un defensa. Y con el Espanyol también la dejamos a cero. –¿Ser el único central zurdo es una ventaja? –Puede, pero los compañeros también lo han hecho bien. No creo que sea una preferencia. –¿Cómo se sentiría si le pasase lo mismo que a Chica? –Para el míster imagino que no habrá sido fácil decidir a qué dos jugadores deja fuera. Es una lástima por ellos. Si hubieran sido otros dos o yo mismo, la verdad es que sería jodido. Pero hay otras dos competiciones y seguro que lo van a aprovechar igual de bien. –El argumento es que se prioriza la Liga. ¿Está de acuerdo? –Es evidente. Lo que da de comer a este club es la Liga y el caché se gana yendo a Europa. Ojalá llegáramos a la final de la Europa League y la Copa y acabáramos segundos o primeros en la Liga, pero hay que ser realistas. Lo verdaderamente importante es la Liga. –¿Ha tenido alguna vez un jugador referencia en su posición? –Cuando era más joven me gustaba mucho Terry, del Chelsea. De todas formas, siempre he tenido mi manera de jugar, nunca he tenido una referencia o un modelo a seguir. Cuando era pequeño me gustaba mucho Figo, pero eso no tiene nada que ver (ríe). Me gusta mucho ver fútbol, disfruto viendo la Primera, la Premier, Italia… –¿Cómo fue esa historia suya con Miki Roqué? –Jugamos juntos en los juveniles del Lleida. En mi último año llegó él, subió del juvenil B al A. Tengo una muy buena foto de ese año, ascendimos a División de Honor juvenil y está todo el equipo. Es emocionante, lo ves y te acuerdas de cómo era. Siempre tenía una sonrisa en la boca y te contagiaba esa felicidad.

  • 1