Deportes

Jorge Molina, el delantero de 10 que tanto buscaban

La decena de goles que ha hecho en la segunda vuelta sólo es superada por los 17 de Jonathan Soriano y los 11 de Javi Guerra.

el 09 may 2011 / 20:24 h.

Jorge Molina celebra un gol con Rubén Castro.
El Betis ha acelerado hacia el ascenso después de superar una pésima racha de derrotas coincidente con el principio de la segunda vuelta de la que salió primero con sufrimiento y después con goles y más goles. 26 tantos ha convertido el conjunto de Pepe Mel en lo que va de segunda ronda (46 en la primera) y el gran protagonista no ha sido Rubén Castro, sino Jorge Molina. El alcoyano, pichichi de la categoría en vigor, ha aguardado a la segunda mitad del campeonato para ser el que era en el Elche y las cifras lo avalan: entre la jornada 22 y la actual ha conseguido 10 goles, el 62,5% de los 16 que suma en toda la Liga.

Con ese ritmo, Jorge Molina sí podría estar en la lucha por el galardón del máximo goleador de Segunda una temporada más, ya que en ese parcial sólo hay dos rivales con mejores números. Uno es el barcelonista Jonathan Soriano, que está cuajando un año irrepetible y ha acumulado 17 de sus 28 goles en lo que va de segunda vuelta. El otro es Javi Guerra (Valladolid), que ha hecho 11 de los 23 que lleva en estas dieciséis jornadas. Y empatados con el delantero bético están Geijo (Granada), Ángel Luis (Elche) y Despotovic (Girona).

Por detrás de Jorge Molina deambulan muchos de los mejores delanteros de la categoría, entre ellos varios de los que lo superan en la clasificación general de toda la campaña. El primero, su compañero Rubén Castro, con 22 goles en total pero 8 en la segunda vuelta. Y después aparecen Quini (Alcorcón), con 7 de sus 20 dianas en este parcial; David Rodríguez (Celta), con 6 de 19, igual que Armenteros (Rayo); o José Mari, con 8 de 17. Ahora bien, por muy buena segunda vuelta que acabe rematando, será difícil que Molina iguale lo que alcanzó en el Elche, donde marcó 26 goles y 15 de ellos en esta mitad de la Liga.

El caso es que el atacante verdiblanco no para de meter goles desde el ecuador del campeonato (incluido un hat trick ante el Cartagena) y él mismo es consciente de lo bien que está acabando el curso. "Estoy en un buen momento, mis goles están ayudando a sumar puntos y eso es lo más importante", dijo ayer el protagonista, que más allá de sus tantos prioriza el ascenso, cómo no, aunque sin darlo por hecho. "El míster ya ha dicho que vamos a olvidarnos del ascenso, que hay que centrarse en lo nuestro, en el partido del Tenerife. No queremos volver a caer en el mismo error de la semana pasada, cuando se habló más del ascenso que del encuentro ante el Córdoba", advirtió Molina, que intuye que el ambiente que se vivirá mañana en el Villamarín "sí que va a ser increíble". "Es normal que haya euforia, pero nosotros tenemos que estar al margen", reiteró.

  • 1