Cultura

Jorge Pardo da nuevos aires al flamenco fusión

Nombre clave del jazz-fusión, Jorge Pardo lleva una década consagrado al flamenco. Combinando saxo y flauta, esta noche llega al Centro Cultural Cajasol para presentar su espectáculo Vientos flamencos.

el 14 sep 2009 / 23:06 h.

Nombre clave del jazz-fusión, Jorge Pardo lleva una década consagrado al flamenco. Combinando saxo y flauta, esta noche llega al Centro Cultural Cajasol para presentar su espectáculo Vientos flamencos, acompañado por Juan Diego, a la guitarra; Tomasito, al baile y Chispa, al cajón.

Son innumerables los músicos con los que a lo largo de su carrera ha colaborado Jorge Pardo. Desde el legendario Tete Montoliú al incombustible Santiago Auserón pasando por artistas de la talla de Chick Corea, Pat Metheny, Pedro Iturralde y Paco de Lucía. De Jorge Pardo es el mérito de haber sido uno de los primeros creadores en acercar el jazz al cante jondo y viceversa.

El ciclo Jueves flamencos invitó en 2007 a Pardo para que se sumase a la programación. Inmediatamente, cuenta su director, Manuel Herrera, tenían una propuesta sobre la mesa. "Vientos flamencos es una mirada desde el saxofón y la flauta a palos clásicos como las alegrías y las buleras y también un acercamiento a otras músicas populares", resume el responsable del veterano ciclo de la entidad.

Acompañado por músicos que provienen de la escuela tradicional, Jorge Pardo propone, además de un viaje, una "experiencia de improvisación", al estilo del mejor jazz contemporáneo. Las anteriores presentaciones del espectáculo hablan de un concierto intimista y muy libre de ataduras. "Ellos sólo tienen un pequeño guión, luego, en el escenario, según las complicidades que se creen, la inspiración vendrá y dictará qué se tocará y qué no", resume Herrera.

De Latinoamérica a África y de ahí al corazón del jazz urbano y del cante jondo, Pardo y sus músicos defenderán una "propuesta arriesgada que satisfará al público menos conservador": "En el flamenco sigue habiendo dos estéticas, aquellos que se aferran a la tradición y quienes disfrutan con nuevos experimentos", dice el coordinador. Afortunadamente, para el músico madrileño y sus colaboradores, los segundos van camino de ser muchísimos más que los primeros.

  • 1