Deportes

Jorge Wagner, un bético en Tokio

El interior zurdo brasileño, que recaló en Heliópolis en la 2006-07, es unas de las estrellas del Kashiwa Reysol nipón, la revelación del Mundialito.

el 09 dic 2011 / 06:41 h.

La etapa de Manuel Ruiz de Lopera en el consejo de administración del Real Betis fue una de las más prolijas en la historia del club en materia de fichajes. Centenares de agentes, intermediarios y jugadores desfilaron por la alfombra roja de la calle Jabugo, donde a finales de agosto de 2006 se personó un tipo con gorra y gafas de sol que respondía al nombre de Jorge y el apellido de Wagner. Pepe León, presidente en aquel tiempo y mano derecha de Lopera, dijo antes de su fichaje que "era el mejor interior izquierdo que había en el mercado".

Javier Irureta, técnico en la 06-07, no coincidió con el dirigente nazareno y solo confió en su calidad en 10 encuentros de Liga. El Betis pagó 1,5 millones por el traspaso, aunque los dirigentes del Internacional de Porto Alegre desvelaron a un portal brasileño que ellos solo ingresaron 200.000 euros. Hasta cinco representantes intervinieron en la gestión. Luiz Vianna, hombre de confianza de Lopera, fue el encargado de dirigir la operación.

De villano a héroe. En el Betis, Jorge Wagner no demostró su calidad y el club concretó su adiós 8 meses después de su aterrizaje. Hoy, 5 años después de su salida de Heliópolis, el zurdo es una de las estrellas de una Liga menor, la japonesa. Es uno de los referentes del Kashiwa Reysol, la auténtica revelación del actual Mundialito de Clubes que está celebrándose en Tokio. En la inauguración del torneo, Wagner fue titular y hasta asistió al nipón Kudo en la acción que propició el definitivo 2-0. El Kashiwa venció al Auckland City para colarse en cuartos. El brasileño es un auténtico ídolo en Kashiwa, la ciudad en la que ha establecido su sede el sorprendente campeón de la Liga nipona

  • 1