Jornaleros y militantes del SAT entran en "una acción sorpresa" en la finca Las Turquillas

Reclaman que parte de estos terrenos de 1.200 hectáreas pasen a manos de cooperativas de trabajadores para su cultivo.

el 18 jul 2014 / 10:00 h.

Cerca de un centenar de jornaleros y militantes del Sindicato  Andaluz de Trabajadores (SAT) han entrado este viernes en una "acción  sorpresa" en la finca de Las Turquillas en Osuna (Sevilla),  perteneciente al Ministerio de Defensa, para reclamar que parte de  estos terrenos de 1.200 hectáreas pasen a manos de cooperativas de  trabajadores para su cultivo. La acción iniciada sobre las 9,30 horas y encabezada por el  secretario general del SAT, Diego Cañamero, no ha contado con la  presencia del parlamentario de IULV-CA Juan Manuel Sánchez Gordillo.  La intención del sindicato es permanecer alojados en la finca, según  han señalado a Europa Press fuentes del SAT. Esta finca ya ha sido ocupada en varias ocasiones por miembros del  SAT tanto en 2012 como en 2013. Así, un total de 53 militantes del  SAT fueron denunciados, junto al parlamentario de IULV-CA Juan Manuel  Sánchez Gordillo, por ocupar esta finca en 2012 durante 18 días,  hasta que fueron desalojados del lugar. Por esta acción, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía  (TSJA) condenó a siete meses de prisión al parlamentario andaluz de  IU y alcalde de Marinalea (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, el  secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego  Cañamero, y otras dos personas más por la ocupación en el verano de  2012 de la finca 'Las Turquillas' en Osuna (Sevilla). El SAT ya apuntó que la finca, dependiente del Ministerio de  Defensa, tiene 1.200 hectáreas, la inmensa mayoría en baldío, dado  que el Ejército sólo utiliza 20 hectáreas para la Yeguada. El objetivo era entonces ocupar estas tierras de forma permanente  para reivindicar que pasen a manos de trabajadores y cultivarlas,  siguiendo el ejemplo de Somonte, finca perteneciente a la Junta de  Andalucía en Palma del Río (Córdoba) que lleva ocupada por jornaleros  liderados por el SAT desde hace más de un año. Así, desde el sindicato mantienen que los terrenos de Las  Turquillas están "desaprovechados" y que su cultivo podría ser un  revulsivo para los municipios de la Sierra Sur y la campiña  sevillana, que cuentan con "un 40 por ciento de paro". En este  sentido, señalan que la finca El Humoso de Marinaleda, que cuenta con  la misma extensión que Las Turquillas, fue expropiada en 1992 y  actualmente "está dando una media de 50.000 jornales al año".

  • 1