domingo, 09 diciembre 2018
04:31
, última actualización
Deportes

José Antonio Reyes despierta y asienta al Sevilla en Europa

El conjunto de Emery vence al Standard de Lieja (3-1) y se coloca líder de su grupo.

el 06 nov 2014 / 23:08 h.

SEVILLA FC 14-15 José Antonio Reyes, en el centro, celebra el primer gol de su equipo. Foto: Manuel Gómez. El Sevilla ha vencido esta noche al Standard de Lieja por 3-1 en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Europa League. Los goles de Gameiro y Reyes en la primera parte, y de Bacca en la recta final del choque, superaron al tanto de Denis Suárez en propia meta (el gallego desvió un disparo de falta de Mpoku que iba fuera y despistó a Beto). El Sevilla ha sido en todo momento superior al equipo belga. Liderado por el mejor Reyes de la temporada, los de Emery controlaron la primera media hora y dispusieron de varias ocasiones, hasta que Gameiro remachó con reflejos y acierto un balón peinado por Mbia en un córner. Una acción similar a la que significaría el 3-1 de Bacca. Con Reyes crecido, el Sevilla mandaba, pero una jugada desgraciada le hizo empezar de nuevo. Una falta en la frontal sacada por Mpoku la desvió Denis hacia la red. La repetición en la televisión demostró que el disparo iba fuera, para desesperación de Beto, quien en el descanso encima se tuvo que quedar en el vestuario al haber sufrido un fuerte golpe en el abductor derecho. Otro percance para el portugués que veremos en qué queda. No tardó en reaccionar el Sevilla. Reyes, quien también abandonó lesionado el choque en la segunda parte por otro problema muscular, se echó el equipo a la espalda y tras enviar una falta directa a la escuadra protagonizó la jugada de la noche. Con tres paredes vertiginosas (dos seguidas con Denis y una definitiva con Diogo) se plantó solo delante del dubitativo Thuram, que se venció al lado contrario que eligió el utrerano. Tras la segunda parte, el Sevilla apretó, aunque no tuvo acierto en el área. Deulofeu, apagado en la primera mitad, espabiló. Y Vitolo, sustituto de Reyes, salió con ganas, las mismas que seguían teniendo Gameiro y Denis. El gallego conectó un testarazo al larguero tras un centro de Tremoulinas, otro de los destacados en el Sevilla. La necesidad apretó al Standard, que hizo cambios ofensivos y merodeó el área de Rico, aunque sólo asustó con un tiro lejano de Bia que detuvo el canterano. Era una fase sin control en el centro del campo, pero la calidad en ataque del Sevilla asustaba a los de Vukomanovic, que no daban el paso defintivo. Llegaron más ocasiones para los de Unai, pero fue Bacca, que salió al final, quien remató la victoria con una jugada calcada al 1-0, aunque esta vez peinó Carriço el córner y fue el colombiano quien terminó de asentar al Sevilla en el liderato del grupo G.

  • 1