Local

Juan Badía

Puede ser un gran desconocido para mucha gente, aunque su nombre se escucha, de manera publicitaria, por innumerables medios de comunicación. Por ese desconocimiento me permito escribir estas líneas, cuando nuestro protagonista acaba de inaugurar otro centro con su apellido en Carrión.

el 15 sep 2009 / 15:39 h.

Puede ser un gran desconocido para mucha gente, aunque su nombre se escucha, de manera publicitaria, por innumerables medios de comunicación. Por ese desconocimiento me permito escribir estas líneas, cuando nuestro protagonista acaba de inaugurar otro centro con su apellido en Carrión.

No es un empresario al uso. Diría que es de una madera especial. Como cualquiera que se dedique a invertir, quiere ganar. Pero lo más sorprendente es que no lo quiere todo para él. Que un empresario te diga que vende artículos de mucha calidad pero más baratos que en cualquier otro lugar, para que la gente pueda llegar a fin de mes, tiene un aporte romántico que puede sorprender. Sabe que puede quedar al descubierto en cualquier momento, porque en la calle la oferta es la que es. Sin embargo, presume de lo que ofrece, para que la gente no pague más de lo que debe por cualquier artículo. No me negarán que es un tipo singular, y que el ejemplo no abunda.

Salomon Hachuel es periodista. opinion@correoandalucia.es

  • 1