Cultura

Juan Marsé: "Me gusta ser un escritor anómalo"

Juan Marsé, que recibirá el jueves el Premio Cervantes de manos del Rey Juan Carlos, compareció hoy en la sede del Ministerio de Cultura junto a la nueva ministra, Angeles González-Sinde, en donde mantuvo su tesis "con matices" de que el problema del cine español es la "falta de talentos" y reconoció que le gusta ser un "escritor anómalo" por vivir en Cataluña y escribir en castellano.

el 16 sep 2009 / 01:37 h.

Juan Marsé, que recibirá el jueves el Premio Cervantes de manos del Rey Juan Carlos, compareció hoy en la sede del Ministerio de Cultura junto a la nueva ministra, Angeles González-Sinde, en donde mantuvo su tesis "con matices" de que el problema del cine español es la "falta de talentos" y reconoció que le gusta ser un "escritor anómalo" por vivir en Cataluña y escribir en castellano.

"Esa anomalía me gusta, esas situaciones fronterizas del escritor y esa especie de marginación, incluso social, es conveniente", reconoció hoy al autor y citó a otros escritores "anómalos" como Joseph Conrad, un escritor polaco que escribía en inglés, Nabokov o Kafka.

No obstante, aseguró que desde niño vive en una "dualidad lingüística" que considera "natural" pero que es una "situación anómala en la medida en que la lengua propia de Cataluña es el catalán, y en consecuencia el idioma materno, y por lo tanto es un poco anómalo, pero a mí los escritores anómalos siempre me han interesado mucho", advirtió.

En esta misma línea, señaló que el castellano "no está en peligro, de momento" y hablar de que hay lenguas "amenazadas" le parece "un disparate" e insistió en que cuando "la lengua se usa como una bandera empiezan los problemas, pero yo paso de todo eso", advirtió.

No obstante, reconoció que "tal vez" se hayan cometido y se cometan "algunos errores y algunos excesos" en Cataluña por las "quejas" de algunos ciudadanos, y puso como ejemplo el estamento judicial o el de la Sanidad "por la exigencia del catalán, que es muy fuerte". "Algo habrá de eso", indicó el autor, quien dijo que, en su propia casa, se habla el catalán y el castellano.

En esta misma línea, señaló que Cataluña siempre será bilingüe, a no ser que "los nacionalistas pongan unos muros altísimos, que separen Cataluña y España y no pueda entrar nadie", indicó. "A no ser que ocurra esto es imposible", afirmó el autor de 'Si te dicen que caí' para quien es imposible mantenerse en una situación de "incontaminación" lingüística. "Desde estamentos oficiales pueden decir lo que quieran unos y otros", sentenció.

Asimismo, reconoció que recibir el Premio Cervantes, le hacía mucha ilusión por ser el más importante de las Letras Españolas. "Este galardón no entraba en mis cálculos porque no suelo pensar en premios cuando escribo", confesó.

En este sentido, señaló que su relación con Cervantes se estableció cuando él tenía 16 años y consiguió, después de tres intentos fallidos, leerse 'El Quijote' entero, sentado en el Parque Güell.

Marsé también adelantó que su discurso al recibir el Cervantes versará sobre la memoria histórica y la memoria individual, pero también hablará de la imaginación y del cine, y de su "faena" o labor como escritor.

Preguntado por sus declaraciones sobre el cine español en las que afirmaba que nuestro cine necesitaba un "buen bisturí", Marsé declaró hoy que la nueva ministra de Cultura "puede ser una cirujana idónea". "Por qué no -se preguntó- conoce los problemas del sector y en consecuencia es una persona ideal para ese apartado".

Entre los principales problemas del cine, Marsé subrayó el "estímulo en la creación" y los escasos reconocimiento de los guionistas, "cuyo trabajo es el menos valorado y el peor pagado", subrayó.

En este sentido, reconoció haber tenido varias "experiencias frustrantantes" con sus novelas al ver cómo se daban por buenas cosas "que yo nunca hubiera dado por buenas", advirtió.

Marsé anunció que ya está trabajando en su próxima novela, de la que dijo es "compleja" y señaló que tiene dos partes: una centrada en la Barcelona del año 1948 y otra que versa sobre la Barcelona actual, en donde "hay mucho territorio que explorar". "Por lo menos he avanzado en algo y ahora trato de la Barcelona actual", bromeó.

No obstante, Marsé confesó que después de llevar tanto tiempo escribiendo, cada vez que termina un libro, tiene la impresión de "empezar de cero". "Tengo la impresión de que estoy perdiendo neuronas a chorros. Cada vez soy más quisquilloso y más desconfiado", advirtió el autor de 'Ultimas tardes con Teresa', quien aprovecha las nuevas ediciones de sus novelas para "corregirlas".

Por último, Marsé citó entre sus escritores favoritos a Dickens y a Stevenson, autor de 'La isla del tesoro', y declaró que 'Cantando bajo la lluvia' es una de sus películas favoritas, que ha visto mil veces, "sobre todo cuando estoy deprimido", concluyó.

El Rey don Juan Carlos ensalzó la "mirada" de Juan Marsé, Premio Cervantes 2008, que "se ha fijado siempre en los perdedores", dijo, durante un almuerzo con el mundo de las letras en el Palacio Real. El Rey calificó la escritura de Marsé de "intensamente realista", y afirmó que alcanza "el nivel de excelencia en el arte literario, gracias a que cultiva su oficio con profesión amorosa de artesano".

Asimismo recordó que de él ha dicho Vázquez Montalbán que "jamás posguerra alguna ha tenido mayor poeta sin escribir un verso". "Ha plasmado como nadie en el espejo de sus novelas la memoria de la Barcelona de posguerra, en el espacio geográfico de los barrios del Guinardó o de Gracia", apostilló.

Recordando la entrega del Premio Cervantes a Juan Marsé el próximo 23 de abril, el Rey señaló que es a la palabra de escritores como Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma o Juan García Hortelano, ya fallecidos, a quienes hay que festejar: "A la palabra libre, de cuño cervantino, que se desborda a sí misma para nombrar la realidad, para quitar los velos que ocultan la verdad profunda de las cosas, o para crear espacios nuevos de vida. Porque esa es la palabra que nos enriquece como personas y hace posible un mundo más justo y solidario", dijo.

Don Juan Carlos elogió también en este encuentro la tarea de los escritores, "con justicia llamados creadores", afirmó. "Cuantos os afanáis en ella, en cualquiera de los géneros literarios, estáis construyendo con palabras un mundo que nos devuelve en espejo una realidad que ha sido, la que nos toca vivir o la que podemos soñar", aseguró

  • 1