martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Deportes

Juan Muñoz, mucho más que el duende del gol

El canterano ha trasladado a la pretemporada del primer equipo su facilidad para anotar con una normalidad que sorprende. Detrás del goleador, mucho trabajo junto a los técnicos de la cantera..

el 27 jul 2014 / 00:20 h.

JUANMUJuan Muñoz (Utrera, 12 de noviembre de 1995) lleva haciendo goles toda su vida. No ha hecho prácticamente otra cosa desde que se plantó delante de la portería con el balón en sus inicios en la Escuela Municipal que dirige en su pueblo Manolo Gavín. Y no es que haya marcado goles, es que ha marcado muchos, siempre con otro matiz más que lo renfreda como un delantero especial: necesita muy poco para hacerlos. Y en estas semanas de pretemporada con el primer equipo, después de coronarse campeón de la Copa del Rey con el División de Honor de Agustín López, ha vuelto a sorprender por la naturalidad con la que ha trasladado toda esa seña de identidad que ha marcado su trayectoria en la cantera sevillista a su primera incursión en el conjunto de Unai Emery. Se estrenó en Rota, ante la UD Roteña, en la segunda parte, y marcó. Estuvo muy cerca de hacerlo en el segundo amistoso en Lyon ante el Olympique, donde cuajó un buen partido, y en el tercero ante el Eintracht Braunschweig  cambió el signo del encuentro con el tanto del empate y el centro que propició el segundo en propia puerta del equipo alemán. Está sacando máxima rentabilidad a todos los minutos que le ofrece Emery, en ausencia, por lesión, de Kevin Gameiro, y por las vacaciones de Carlos Bacca por el Mundial. “Juan está conviviendo ahora en la alta competición y ahí los números son los que marcan el futuro de un futbolista. En la élite hay rendimiento, no edades y el campo es el que manda”, asegura Agustín López, su técnico en el exitoso División de Honor del Sevilla. “Si me preguntas que si puede ser el sustituto de Bacca te digo que no; que debe refrendar todo esto con un buen año en el Sevilla Atlético, seguro; pero es que marca en todos los partidos”, subraya López, que arranca la pretemporada con el Juvenil este próximo lunes. Detrás de toda esta espectacular puesta en escena del delantero utrerano hay, como ocurre siempre, mucho trabajo, y unas virtudes que traspasan el mero talento para el fútbol y para ponerla en la red. “El gran salto lo dio el año pasado. El gol siempre lo ha tenido en el ADN, pero se lo ha currado mucho, ha querido aprender siempre, es una persona que siempre escucha los consejos, con el que se ha hecho mucho trabajo táctico individual y colectivo, que supo asumir un rol secundario en su momento en el División de Honor porque le tocaba en su evolución, asume la crítica, escucha, te pregunta, personalmente estoy muy contento”, dijo López, quien destaca que además de su capacidad goleadora “hace unos movimientos muy buenos sin balón para facilitar espacios al compañero. Coge los conceptos a gran velocidad”. La onda expansiva de su camino e irrupción en el primer equipo está teniendo además otro efecto benefactor extra, pero no solo con él, también con el otro talento juvenil de la delantera que ya ha debutado en partido oficial, Carlos Fernández, pero también con los Cotán, Moi, Luismi, Juanje, Curro, Antonio Romero, Mode...unas generaciones de canteranos extraordinarias y que se han convertido en referentes para los niños que vienen por debajo en los escalafones. “Se está generando una semilla importantísima. Los títulos nos dan prestigio y es el refrendo del trabajo de la casa y los niños los ven a ellos tan cerca del primer equipo y quieren ser como ellos. Es para estar muy satisfechos”. Sus compañeros en las distintas etapas que ha ido superando en el Sevilla dicen de Juan Muñoz que es un chico cercano, buena gente, “preocupado por los más jóvenes cuando era uno de los capitanes en el División de Honor”, comenta Jaime Bugatto, el central gaditano del Sevilla C que coincidió con él también en cadetes. “No sé si metió aquel año el 60% de los goles del equipo. Como persona es un diez. Me alegro mucho por él”. Entre los 46 goles que convirtió la temporada pasada, incluidos cuatro tripletes y un partido con cuatro goles en el División de Honor, aquella semana increíble en el mes de abril con seis goles, tres dobletes, con tres equipos diferentes: ante el  San Fernando con el Sevilla Atlético, en Málaga con el juvenil y con la selección española sub 19 ante Serbia. “La competición no se lo come, esté donde esté. Lo normal es que jueguen jugadores con más jerarquía, pero está claro que se puede contar con él y con otros canteranos en el primer equipo”, remata Agustín López.

  • 1