jueves, 13 diciembre 2018
08:11
, última actualización
Deportes

Juan Muñoz resuelve en un Sevilla espeso (1-2)

Dos acciones del canterano fabrican la remontada ante el Eintracht Braunschweig.

el 25 jul 2014 / 20:38 h.

eintracht-sevillafc El olfato goleador del canterano Juan Muñoz evitó una derrota que el mal juego del Sevilla alentó durante los 90 minutos de un choque entretenido más por la acciones propiciadas por los errores de uno y otro equipo que por la construcción del juego, aún lejos de alumbrar el nivel del campeón de la Europa League en esta segunda fase de la pretemporada. Una primera parte bastante entretenida la que ofrecieron Sevilla FC y Eintracht Braunschweig, con la lluvia alemana auspiciando un balón vivo que ayudó especialmente para la velocidad de Jairo, que se fabricó dos ocasiones magníficas. No acabaron en gol, especialmente la primera, por centímetros, pero la acción fue notable, recogiendo un balón alargado de cabeza tras el pase de Beto, control y maniobra en la que puso en evidencia a la defensa con un golpe de cintura y esa velocidad que ya ha exhibido en alguna que otra ocasión en el Sánchez-Pizjuán, aunque con la discontinuidad que le ha colocado en el contexto de una posible salida en fórmula de cesión hacia un destino que le asegure más minutos y pueda regresar con más cuajo. El Eintrancht, cuyo objetivo de esta temporada será la de regresar a la Bundesliga, donde solo ha permanecido un año tras 28 años en la segunda división, no dejó de poner en peligro la meta de Beto, que disfrutaba de sus primeros minutos en esta pretemporada, a la que se incorporó justo antes del inicio de esta gira. El problema, desde perspectiva sevillista, fue que la concesión de esas oportunidades no surgieron tanto de la capacidad del rival sino de los errores defensivos del cuadro de Emery, en pérdidas en las inmediaciones del área que ya pudieron poner por detrás en el marcador a los nervionenses antes de que llegase el tanto, a la media hora de juego, en un balón rechazado que Fazio despeja mal hacia el centro de la defensa y que aprovecha Theuerkauf. Más allá de Jairo, el partido demostró la desconexión lógica que tiene con el juego del equipo un recién llegado como Iago Aspas, que le puso intención pero casi ninguna ligazón. Al centro del campo, en el que fue titular otro fichaje, Krychowiak, le faltó fútbol, aunque la falta de movilidad del equipo, en el contexto de una pretemporada en la que, lógicamente, falta físico, tampoco ayudaba. Antonio Cotán casi se incrustaba entre los centrales para tratar de dotar de sentido al juego, aunque sin conseguirlo del todo. Reyes, en la mediapunta, puso varios centros a balón parado pero poco más, y el equipo en el que jugara el mítico Paul Breitner, que luego acabaría en el Real Madrid, se fue en ventaja al descanso, con unos minutos últimos en los que subió el nivel de brusquedad. Emery cambió a casi todo el equipo para repartir los minutos. No tenía previsto, sin embargo, dárselos a Mariano Barbosa, pero Beto sintió molestias en el aductor en la recta final y de esta forma el argentino debutaba. El Sevilla perdió organización y precisión. El Eintracht encontró balones perdidos y espacios a la contra. Se plantó en varias ocasiones ante Beto con posibilidad clara de sentenciar, sobre todo con la velocidad del noruego Bakenga, pero no acertó. No obstante, el campeón de la Europa League no daba señales de recuperación. No le hizo falta. Sólo que el balón le cayese en los pies una sola vez a Juan Muñoz. El utrerano se hizo con un balón suelto, sin dueño, en la frontal, con el central un poco despistado, y con la izquierda puso el empate. Segundo gol en la pretemporada del canterano, al que hay pocos equipos que se le escapen vivos. Suyo también fue el centro del segundo tanto del Sevilla, el que le dio la victoria, aunque esta vez su centro desde la derecha, con destino a Vitolo, lo impulsó antes un defensa a la red en el 84’. Otro canterano, Antonio Romero, tuvo el tercer tanto en un balón que se le quedó muerto en el área. La reventó con la zurda pero se le fue alta por poco. Luego, los locales tuvieron una última oportunidad para empatar, resultado que sin duda merecieron al menos, pero el Sevilla se acabó llevando la segunda victoria de la pretemporada. Ficha técnica: Eintracht Braunschweig: Petkovic; Hedenstad, Kessel, Nielsen, Boland, Hochscheidt, Korte, Theuerkauf, Reichel, Correia y Kruppke. También jugaron Gikiewicz, Bakenga, Khelifi, Ademi, Vrancic y Pfitzner. Sevilla FC: Beto; Diogo, Fede Fazio, Alberto Botía, Fernando Navarro, Krychowiak, Toño Cotán, Cicinho, Jairo Samperio, José Antonio Reyes e Iago Aspas. También jugaron Coke, Nico Pareja, Alberto Moreno, Iborra, Luismi, Vitolo, Aleix Vidal, Juan Muñoz, Antonio Romero y Barbosa. Goles: 1-0, m.30: Theuerkauf. 1-1, m.79: Juan Muñoz. 1-2, m.84: Hedestand, en propia meta. Árbitro: Thorsten Schriever (Alemania). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Luismi, Beto y Coke y al local Pfitzner. Incidencias: Partido disputado en el Eintracht-Stadion ante unos diez mil espectadores.

  • 1