Deportes

Juande: "Ni hemos vitoreado ni puesto en un pedestal a nadie"

El mediocentro alicantino Juande elogia a Gordillo y Pepe Mel y analiza la crisis instuticional de la entidad en una entrevista para El Correo. 

el 24 nov 2010 / 20:55 h.

Juande posa en la Ciudad Deportiva.

El mediocentro Juan de Dios Prados, Juande , nacido el 12 de agosto de 1986 en Alicante y criado en la localidad granadina de Motril, analiza la crisis de la entidad y habla con respeto del mítico Rafael Gordillo, próximo presidente del consejo.   

-El pasado verano recibió ofertas de Primera y decidió continuar para ascender con el Real Betis. ¿Considera que adoptó la decisión acertada? 

-Continuar aquí siempre es un reto ilusionante. Tengo ganas de ascender con el Betis, que me dio la oportunidad de ser futbolista, para devolver al club al sitio que le corresponde.

-¿Influyó en su decisión el fichaje de Pepe Mel?

-No. Yo no conocía a Pepe Mel, y él tampoco me conocía a mí... Todos los veranos hay movimientos y se abre la puerta a una salida, pero el club decidió que no me fuera y yo acepté encantado. Hubo alguna cosa, pues a mí me gusta el fútbol y tener minutos, pero al final he decidido que lo mejor era quedarme.

-Aunque su participación en cuanto a minutos no es elevada, Mel ha sabido concederle un rol importante en el grupo, ¿no?

-Siempre he estado cómodo... Se han ido compañeros y ya soy uno de los veteranos, pero lo más importante y difícil es conseguir lo que ha hecho Mel. Ha logrado que 25 futbolistas nos sintamos igual de importantes y tengamos la misma responsabilidad.

-¿Qué les dijo en Cartagena?

-En Cartagena no jugamos nada bien, ya hemos analizado los errores y hemos dicho que lo más justo hubiese sido un empate, pero ahora hay que reaccionar. Perdimos un poco los nervios...

-¿El Betis se ha vulgarizado?

-No. Lo que ocurre es que todos los equipos nos lo van a poner muy difícil y habrá que adaptarse a la situación. En Cartagena no supimos parar el partido y perder tiempo para lograr un empate.

-En Cartagena jugó de interior diestro, ¿qué tal se sintió?

-Siempre que juego de titular considero que me dan confianza, y a partir de ahí intento aportar. Sé que puedo dar más... Pese a no tener muchos minutos este año me encontré bien y fui de menos a más.

-Con las últimas lesiones se ha reactivado el debate de los fichajes, ¿cree que es necesario reforzar al equipo?

-No soy yo quien debe opinar y decidir sobre eso. En la plantilla hay mucha gente que no ha tenido todavía minutos para aportar. Cada jugador tendrá su momento, pero el que se debe beneficiar de la variedad es el equipo, no el jugador en sí.

-Analicemos los temas institucionales. ¿Con qué frecuencia habla con Oliver?

-Oliver nos visita una vez a la semana. La anterior no vino, pero no es una cosa que nos importe. Sabemos que se está trabajando en todos los frentes, pero lo más significativo es que aquí tenemos una casita cerrada y aislada.

-Un amplio sector del beticismo apoya a Gordillo en su carrera hacia la presidencia, ¿qué opina?

-He de decir que conozco personalmente a Gordillo y creo que es una buena persona. Es uno de los jugadores más grandes que ha vestido la camiseta del Betis, pero nosotros sólo debemos pensar en que el que venga gobierne dentro de la estabilidad.

-La plantilla no es ajena a la crisis institucional, ¿cuál es la versión del grupo?

-Intentamos estar al margen. Este año empezamos con Lopera, después entró Oliver y más tarde llegó Sacristán, pero es que ahora parece que vendrá otro... Son muchos cambios en poco tiempo, pero sólo hay que trabajar.

-Dicen que tras eliminar al Zaragoza el grupo vitoreó a Oliver, ¿usted también?

-No es cierto. No sé qué se habrá escrito, pero lo que sí está claro es que después de eliminar al Zaragoza todo el mundo estaba pletórico. Lo que sé es que en ese momento de euforia entró al vestuario Castaño, y se le aplaudió, pero ni se vitoreó ni se puso en un pedestal a nadie.

-¿Cuál es la receta para ascender?

-La receta es no creerse más que nadie, dar el 100% todos los partidos y, sobre todo, cometer los menos errores posibles. Coincido con los que dicen que el máximo rival del Betis es el propio Betis.

-¿Cree que Mel debe renovar antes del 13-D?

-No sé si Mel quiere renovar, pero sí tengo claro que si quisiera seguir, sus mayores avales serían los números y el trabajo.

-¿Alguna promesa en caso de ascenso?

-Es pronto -sonríe-. Primero vamos a cazar al lobo y, cuando lo cacemos, inventaremos algo con su piel. 

  • 1