Deportes

Juega como un equipo que se va a Segunda

Otro petardazo. El ¿Pichichi? que tantas cosas había tapado esta temporada, la mandó al palo en una jugada que ha practicado este año alguna vez y todas acabaron en gol. De eso vive, o vivía, este Sevilla, del talento de un grupo cada vez más reducido de futbolistas...

el 15 sep 2009 / 03:50 h.

Otro petardazo. El ¿Pichichi? que tantas cosas había tapado esta temporada, la mandó al palo en una jugada que ha practicado este año alguna vez y todas acabaron en gol. De eso vive, o vivía, este Sevilla, del talento de un grupo cada vez más reducido de futbolistas, y cuando no aparece se ve que como equipo, antes una máquina perfecta, ahora es un conjunto ramplón que no es capaz de derrotar a un equipo de Segunda que tiene que poner a Fernando Baiano con el ritmo de un abuelete. No es cosa de Jiménez, que también, ni de tener la barriga llena de títulos, es simplemente una cuestión futbolística que sus dirigentes, de palco, de despacho o de banquillo, no han visto, no lo han querido ver o simplemente no han tenido dinero para solucionarlo. Ese ha sido el mal de este Sevilla: no mejorar lo que se veía que no iba tan bien como se decía.

Por culpa de la fatalidad, por culpa de Monchi, por culpa de Jiménez, Crespo ha perdido un año. Es un jugador con potencial, no me cabe la menor duda, pero le ha faltado jugar toda una temporada con asiduidad en Segunda división, y de la lateral derecho o de central, sólo en la izquierda como excepción, porque la zurda la tiene para bajarse del autobús, y tropezar, algo que le puede valer, y es mucho decir, para defender peor que mejor, pero no para sacar un balón con ventaja para el amigo. Y lo malo es que cuando no juega él lo hace Adriano, o peor, Duda. Es tremendo que el Sevilla se haya querido quedar cojo todo un año...

El Sevilla jugó como vistió: blanco y negro. Ya no tiene grises, es un equipo sin matices, y por eso va mal, porque sólo golpea o es golpeado. Ayer fue de esos días que no tuvo ni puntería ni suerte, y que empató porque el Murcia es realmente malo. Ante otro equipo con mejores delanteros, el Sevilla hubiera palmado fijo. Fue ese tipo de partido que este año le cuesta otra semana de crisis. No cayó, pero a los efectos de la valoración, como si lo hubiese hecho.

  • 1