Local

Juez de Mercasevilla deja imputado a Castaño al ver datos "más que suficientes" de su participación

el 05 feb 2010 / 13:39 h.

TAGS:

La juez de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya  Rodríguez, ha mantenido la imputación contra el ex responsable del  Area de Vía Pública del Ayuntamiento sevillano y ex asesor del Grupo  Municipal Socialista Domingo Enrique Castaño, dentro la investigación  por la supuesta venta irregular de los suelos de Mercasevilla a Sando  a pesar de contar con una oferta superior del Grupo Noga, todo ello  al considerar que existen datos en la causa "más que suficientes"  para deducir su presunta participación en los hechos, "debiendo pues  continuarse con la instrucción de la causa".  

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, la juez deniega  por tanto la petición realizada a tal efecto por el letrado de  Castaño, que había calificado la imputación de su representado de  "ilógica, inadmisible, basada en hechos imaginados, inventados y  falsos", aseverando Mercedes Alaya que "no tiene el menor interés en  resolver una petición realizada en términos tan irrespetuosos", al  tiempo que añade que "no se ha inventado ninguno de los hechos  indiciarios que componen la imputación", así como que "no tiene  ningún interés personal en fantasear con la posible participación" de  Castaño.  

En este sentido, insta al letrado a ser "serios", ya que "lo  sorprendente no es la imputación de su cliente, que se infiere sin  lugar a dudas del contenido de las actuaciones, sino que sea este  letrado quien responda a las preguntas que Castaño no quiso contestar  en su declaración judicial --pues el escrito ni siquiera va firmado  por el imputado--, y más aún que se afirme que ello responde al deseo  y voluntad de Castaño de colaborar en la investigación de los  hechos".  

Al hilo de ello, critica que "pretender por este letrado que las  contestaciones que se vierten en el escrito puedan tener la misma  eficacia probatoria que si las hubiera realizado el imputado en su  declaración judicial es algo bastante ingenuo, sobre todo si se  contemplan las palmarias contradicciones que existen entre la  declaración policial y lo que manifestó ante el Juzgado", y a  continuación hace la juez un relato de los datos "esenciales" para  mantener la imputación de Castaño.  

En primer lugar, relata que, en la fecha de los hechos, Castaño  era consejero y miembro de la Comisión Ejecutiva de Mercasevilla y  director de Vía Pública del Ayuntamiento, así como "persona de  confianza" del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, como miembro de  la Comisión Ejecutiva Provincial del PSOE, mientras que, en segundo  término, indica que el también imputado Fernando Mellet declaró que  el gerente en Andalucía de Sando, José Luis Miró, "se puso en  contacto con él, cuando el pleito civil con Larena 98 estaba bastante  avanzado, y le comunicó que por sus relaciones profesionales con Vía  Pública se había enterado de los problemas de Mercasevilla con esta  entidad, y que Sando estaría dispuesta a subrogarse en el derecho de  superficie".  

"CONOCEDOR" DE LAS "GRAVISIMAS" DIFICULTADES ECONOMICAS DE  MERCASEVILLA

De igual modo, la juez añade que la imputada María Victoria  Bustamante "era jefe de Vía Pública, por lo que alguna supremacía  podía tener Castaño sobre ella", y argumenta que, por los cargos que  tenía en Mercasevilla, "era conocedor de la difícil situación de  Mercasevilla por la demanda civil de Larena y por las gravísimas  dificultades económicas que aquella atravesaba".  

Asimismo, la juez instructora añade que Castaño fue  "presuntamente" la persona que encargó a María Victoria Bustamante  "su decisiva participación en la elaboración del pliego de  condiciones, participación de la que se derivaría a su vez la  intervención de Bustamante en la valoración del concurso", por lo que  concluye que "no es éste el momento procedimental adecuado para que  el instructor exponga con mayor detalle los hechos indiciarios que  existen contra cualquier imputado".  

DERECHOS CONSTITUCIONALES

Por último, y sobre la petición realizada por el letrado del  imputado en cuanto a "exigir el escrupuloso, estricto y celoso  respeto de los derechos procesales y constitucionales de Castaño, a  la vista de la injusta situación procesal en la que ha sido  indebidamente colocado", la juez Mercedes Alaya señala que "es una  petición confusa y curiosa, por cuanto parte de la base de que su  defendido, en un determinado momento de la declaración y por  indicación de su letrado, se acogió a su derecho a no declarar, el  cual le fue respetado".  

En esta línea, señala que, posteriormente a esta declaración,  "ignoramos qué derecho considera esta dirección técnica que le ha  podido ser conculcado a su cliente, pues nada especifica sobre ello",  añadiendo que, si se refiere a la declaración, "es comprensible que  las preguntas le resultaran incómodas, pero también debe entender el  letrado que la labor de cualquier instructor no es de mera  transcripción, sino investigar y poner de manifiesto la contradicción  de las respuestas que ofrezca el inculpado".  

  • 1