Local

Jugando a ser Antonio Santiago

La Macarena protege sus pasos del manoseo indeseable de los visitantes al museo

el 26 nov 2009 / 20:28 h.

TAGS:

El palio dela macarena protegido con las nuevas protecciones de vidrio.

¿Qué hace un carrito de bebé bajo el palio de la Macarena? Apostaron por un museo de proximidad y cercanía en el que el visitante pudiera arrimarse a su antojo a los objetos para apreciar hasta los más mínimos detalles de cada obra, pero la experiencia les ha obligado a rectificar con urgencia. Apenas transcurrido un mes de la inauguración de su nuevo museo, la hermandad de la Macarena no ha tenido más remedio que proteger con mamparas de vidrio los tres pasos procesionales de la cofradía. El motivo: el gustillo que le habían cogido algunos visitantes del museo a eso de situarse ante las andas procesionales y, emulando a Miguel Loreto o a Antonio Santiago, sentirse por unos instantes capataz de los pasos de la Macarena. ¡A ésta é...!

 

Acostumbrados como están a ver los pasos en medio de la bulla de la Madrugá, lo de tocar el dragón de la Macarena o el martillo del Sentencia en la quietud del museo se había convertido "casi en un juego" para los visitantes. Fue entonces, vulnerada la sacralidad de los pasos procesionales, cuando los responsables del museo se decidieron a actuar rápidamente. Desde hace unos días, unas protecciones de vidrio mantienen a las andas de la Virgen del Rosario, del Señor de la Sentencia, y de la Esperanza Macarena a resguardo del indeseable manoseo de los visitantes.

Esta vez no se ha optado por el gran cubo de cristal que protegía antaño al paso de la Esperanza en el antiguo museo de la cofradía, sino por unas discretas protecciones de vidrio, de aproximadamente 1,60 metros de altura, que custodian los cuatros costados de los pasos.


Del diseño de estas proteciones se ha encargado el arquitecto Eladio de León Carrillo, a la sazón consiliario primero electo de la cofradía. "Todo está pensado y estudiado para que estas protecciones no molesten la línea de visión de los visitantes, de ahí que pasen prácticamente inadvertidas", asegura.

Situados en la planta primera del remozado museo macareno, el paso de misterio del Señor de la Sentencia y el de la Virgen de la Esperanza eran sometidos a diario a la avalancha de un turismo de masas escasamente cuidadoso con este singular patrimonio. No es de extrañar, pues, que más de un visitante haya querido meterse bajo la trabajaderas y que bajo los faldones de los pasos hayan aparecido "hasta carritos de bebés", como atestigua el consiliario segundo electo de la corporación, Santiago David Álvarez Ortega.

Superadas con éxito las primeras semanas de apertura, el nuevo museo de la Macarena ofrecerá en breve nuevos servicios. De hecho, la hermandad prepara la elaboración de una completa guía del museo, de cuya realización se ha encargado el profesor de Historia del Arte Andrés Luque Teruel, en estrecha colaboración de Fernando García Rivero. Los textos de esta guía servirán de base, precisamente, para la selección de contenidos de las audioguías que la hermandad proyecta poner en servicio para hacer más ameno y comprensible a los visitantes su recorrido por el museo. Entres los contenidos que más impactan al visitante se encuentra la histórica fotografía a gran formato de la Resolana una mañana de Viernes Santo de principios del XX.

  • 1