Local

Juicio a una mujer por burlarse de los padres de Marta del Castillo

Un juzgado de Sevilla enjuiciará el próximo martes a una mujer por realizar llamadas vejatorias a los padres de la joven desaparecida Marta del Castillo, a los que dijo que no la volverían "a ver nunca más".

el 30 oct 2009 / 17:52 h.

TAGS:

Fuentes del caso han informado a Efe que el Juzgado de Instrucción nº 16 de Sevilla celebrará un juicio de faltas por vejaciones injustas, después de que la joven fuese detenida el pasado 30 de junio, tras identificar su teléfono como el originario de unas llamadas al móvil de los padres de Marta.

Al tratarse de un juicio de faltas, el fiscal no calificará los hechos hasta el mismo momento de la vista, mientras que la defensa de la joven se plantea reconocer los hechos y aceptar la condena, con lo que la vista no llegaría a celebrarse. La acusada llamó al número que figura en los numerosos carteles sobre la desaparición de Marta que hoy todavía, nueve meses después de lo sucedido, aparecen colgados en farolas y muros de Sevilla y les dijo que "no volverían a verla".

En su declaración ante la Policía, la acusada reconoció los hechos y dijo que lo hizo "para entretenerse" y "porque se aburría". Posteriormente fue trasladada ante el juez de instrucción 16 de Sevilla, que la dejó en libertad imputada de presuntas vejaciones injustas.

La causa fue trasladada en primer lugar al Juzgado de Instrucción nº4 de Sevilla, que investiga la desaparición y muerte de Marta, pero el juez la devolvió por tratarse de un delito independiente del crimen de la joven. También fue repartida a otro juzgado por entender que podría constituir un delito de coacciones, pero finalmente ha regresado al juzgado originario puesto que, según los jueces, se trata de una simple falta de vejaciones injustas.

La condena prevista para las vejaciones injustas es de diez a veinte días de multa, con cuota diaria a fijar por el juez según la capacidad económica del procesado. Fuentes del caso han indicado a Efe que, a raíz de la desaparición de Marta el pasado 24 de enero, los padres de la joven recibieron numerosas llamadas malintencionadas, con insultos, risas o amenazas, incluso a intempestivas horas de la noche.

  • 1