Cultura

Julio Neira dirigirá la política del Libro, Archivos y Bibliotecas de la Junta

Releva a Rafaela Valenzuela, que se marcha al área de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba.

el 08 feb 2011 / 20:33 h.

Era la única dirección general que el consejero de Cultura, el malagueño Paulino Plata, no había tocado a su llegada. Y ahora, por otros motivos, ha surgido el relevo. Rafaela Valenzuela, hasta ahora directora general del Libro, Archivo y Bibliotecas, será relevada por Julio Neira.

Neira es doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid y fue nombrado ayer por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía nuevo responsable de una de las áreas de la consejería quizás menos mediática, pero muy importante por la compleja tarea principal que depende de su negociado: mejorar los índices de lectura de los andaluces, que no son de los más boyantes.

Además, Neira llega en un momento de crisis económica y con el sistema tradicional de ayudas al sector del libro trastocado -reconvertido en préstamos en lugar de las ayudas a fondo perdido usuales-, lo que ha provocado que los editores estén de uñas con la Junta.

Neira no es un advenedizo. Sabe de qué va el paño porque ha estado en la cocina de la dirección general del Libro, en este caso al frente del Centro Andaluz de la Letras (CAL), y cuenta además con el reconocimiento de los libreros y los editores, que lo tienen como un hombre preparado y, de algún modo, del gremio.

Sin duda ésta será su mejor baza a la hora de sentarse a intentar calmar los ánimos de un sector en rebeldía y agonizante, aunque lo tendrá complicado porque la línea troncal de las políticas de ayudas es inalterable.

Pero bueno, yendo a lo positivo del nombarmiento, preguntado ayer por Europa Press, Neira afirmó que en estos momentos tiene una sensación de "desafío" por realizar una tarea "eficiente" en una época "difícil económicamente".

En este sentido, Neira, que continuará al frente de la coordinación general del CAL, cargo que ocupa desde 2008, señala que está ante "el reto de hacer la mejor gestión posible".

El que fuera responsable del Centro Cultural Generación del 27 de la Diputación de Málaga entre los años 2003 y 2008 resaltó que, en una época como la actual, "el gran escollo de cualquier gestor de la Administración es la economía". No obstante, asegura que "tiene un equipo preparado y eficiente, como se ha demostrado en los últimos años, para afrontar este reto".

Neira sustituye a Rafaela Valenzuela, de la que dice haber tenido la "suerte" de que le haya precedido "una excelente directora" que ha llevado a cabo una política "extremadamente positiva", por lo que se va a encontrar "un camino bastante bien dirigido y orientado".

En este sentido, precisa que "espera continuar para llegar a las mejoras metas en el fomento de la lectura y en todo lo que concierne a las políticas del libro, archivos y bibliotecas".

La cordobesa Valenzuela, por su parte, regresará a su ciudad para dirigir la política cultural del Ayuntamiento como edil sin acta, algo que le ilusiona porque en el horizonte está la gran meta de lograr para la ciudad de la mezquita la capitalidad cultural europea en 2016.

  • 1