Junta y universidades pactan bajar un 30% el precio de los másteres

El crédito del master costará 18,15 euros, frente a los 29,82 euros del año pasado. El precio del doctorado se dispara: de 29,51 euros el crédito a 41,50 euros

el 14 jul 2013 / 22:35 h.

Una biblioteca de la Hispalense. / Ana Quesada Una biblioteca de la Hispalense. / Ana Quesada La Consejería de Innovación y las universidades han acordado una propuesta de precios y tasas para el próximo curso en la que “se pone orden” en la oferta de másteres para adecuarla así al resto de España. La obligación el curso pasado de aplicar un incremento de los precios como consecuencia de las directrices del ministro José Ignacio Wert dibujó un mapa de másteres tanto habilitantes como no habilitantes (es decir, másteres necesarios para ejercer una profesión o no) con tasas muy elevadas. La Junta y las universidades han decidido corregir esto y, de paso, hacer más atractiva económicamente hablando la oferta de másteres, que en los últimos años se había convertido en una fuente de financiación vital para los campus andaluces. El precio del crédito en el caso de los másteres habilitantes pasará a ser de 19,15 euros frente a los 29,82 del curso pasado. En el caso del segundo tipo de másteres, los que no son obligatorios para ejercer una profesión, el crédito costará 41,05 euros frente a los 60,63 del curso que acaba de terminar, según los datos facilitados por varias partes implicadas en el diseño de esta propuesta (universidades, representantes estudiantiles y Junta de Andalucía). Desde la consejería se limitan a recordar que cualquier tabla de precios públicos debe ser aprobada por el Consejo de Gobierno y que puede haber ajustes hasta el último momento. No corren la misma suerte los programas de doctorado, en los que la propuesta pasa por subir las matrículas de 29,51 euros el crédito a 41,50 euros. ¿Y qué ocurrirá con los precios de los grados? Es ésta y no la de los másteres la oferta académica mayoritaria en las universidades. Fue el curso pasado cuando se produjo el incremento más acusado de los precios, lo que llevó incluso a movilizaciones estudiantiles en toda España y lo que, en el caso de Andalucía, se intentó paliar con una propuesta de tasas alternativa acogiéndose a la subida de precios mínima de la impuesta por Wert (la horquilla oscilaba de un 15 a un 25% de subida). En cualquier caso, y pese a los esfuerzos, el precio de las segundas, terceras y cuartas matrículas registró un aumento considerable. Solo las primeras matrículas se pudieron mantener en precios razonables con 29 céntimos más por crédito. La Consejería de Innovación y las universidades han propuesto al Consejo de Gobierno de la Junta que las primeras, segundas, terceras y cuartas matrículas suban pues el próximo curso por debajo del IPC (situado en mayo en un 1,7%). Lo más probable es que las tasas suban por debajo incluso de un 1%.

  • 1