Local

Junta y Zoido aúnan posturas para pedir al Estado que financie el Metro

El Gobierno andaluz mantiene su idea de empezar por la línea 3 y el alcalde no renuncia a nada hasta ver la inversión privada

el 28 dic 2011 / 20:41 h.

TAGS:

La consejera y el viceconsejero de Obras Públicas (al fondo), entre el edil de Urbanismo y el alcalde.

La consejera de Obras Públicas, Josefina Cruz, y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, se vieron ayer por fin las caras para hablar del futuro del Metro tras meses de tirarse los trastos a cuenta de los 17 millones de deuda que la Junta reclama al Consistorio por la línea 1 -que ayer no se abordó aunque tras rebajársela a San Juan y Dos Hermanas Cruz dijo que todos los municipios tendrán el mismo trato- y de las discrepancias sobre por dónde continuar la red. Coincidieron en "sacar" el Metro "de la confrontación política", a tres meses vista de unas elecciones autonómicas que se antojan reñidas. Acordaron seguir en permanente contacto a través de una comisión técnica. Y se comprometieron a ir de la mano para reclamar al nuevo Gobierno central del PP su aportación económica. Pero mientras la Junta se mantiene firme en su intención de empezar por el tramo de la línea 3 entre Pino Montano y el Prado, Zoido -partidario de acometer las líneas 2, 3 y 4 a la vez- "no renuncia a nada" e insiste en que "se pueden hacer muchos kilómetros de metro al año porque se hacen en otros sitios". No dirá si acepta o no el orden de prioridades de la Junta hasta conocer la inversión privada.

En este punto, que ha protagonizado la colisión entre ambas administraciones en los últimos meses, la Junta llevó ayer al alcalde los proyectos de las tres líneas y un calendario claro:empezar la línea 3 por Pino Montano (prevé licitarla en 2012 y acabar las obras en 2017) por razones de población atendida, rentabilidad y posibilidad de conexión con la 1 en el Prado. El alcalde -que valoró que los proyectos incluyan alegaciones del PP-, fue ambiguo: habló de ser "ambiciosos" pero "dentro de la serenidad y la sensatez", llamó a la "responsabilidad" pero defendió que "el Ayuntamiento lo que quiere es que cuanto antes los sevillanos tengan la red completa" e instó a "trasladar seguridad jurídica y confianza para atraer inversión privada" y a partir de ahí "diseñar cómo, cuándo y por dónde se va a comenzar". "No me cabe la menor duda de que en Pino Montano hay una gran población que necesita Metro, pero también en Sevilla Este", añadió. Igualmente, se mantuvo en su deseo de que todo el Metro sea subterráneo pero en esto sí admitió que "si hay problemas técnicos que me lo expliquen y no voy a pretender algo imposible".

La Junta reconoce que el proyecto, cuyo coste global asciende a 3.700 millones de los que 1.179 corresponden a la línea 3, necesita de la colaboración público-privada. De hecho, la consejera se reunirá en la segunda semana de enero con empresas del sector y entidades financieras para buscar inversores (aspira a que el sector privado costee el 20% de la línea 3), una reunión a la que invitó al consistorio. Pero dejó claro que "inicialmente necesitamos saber la posición del Estado en cuanto a su participación" e insistió en que Junta y Ayuntamiento tienen "voluntad" de reclamar "conjuntamente" al Estado su participación. Dejará al equipo de Mariano Rajoy "un tiempo para asentarse" pero no retrasará la petición más allá de enero.

"Pedimos que su participación sea en términos similares a lo previsto en el convenio de 2005 del que hemos entregado una copia al alcalde", explicó la consejera. En este convenio para la línea 1, el Estado se comprometió a pagar 218 millones en 30 años, la mitad del presupuesto inicial (aunque luego se disparó a 658 millones) en base a una ley estatal de 1975, vigente, según la cual el Estado debe aportar al menos el 50% del coste estimado del Metro de Sevilla (en Málaga paga un tercio). La consejera recordó que en el caso de la Línea 1 entre Montequinto (Dos Hermanas) y San Juan de Aznalfarache, el Gobierno asumió "el 100% de la infraestructura en el término municipal de Sevilla". La 3 (Pino Montano-Los Bermejales) transcurre íntegramente por la capital pero el Consejo de Gobierno la declarará de interés metropolitano -con ello la Junta sume el protagonismo y compromiso de garantizar su desarrollo y ejecución-, porque pasa por áreas hospitalarias y universitarias que dan servicio a población de la provincia.

CAPACIDAD DE DECISIÓN. Desde el Ayuntamiento, Zoido no entró a valorar cuánto debe poner el Estado. "Primero tenemos que sentar las bases aquí y después pedir la colaboración del Gobierno de España", dijo.

En lo que sí insistió es en su petición de que el Ayuntamiento entre en el Consejo de Administración del Metro para tener capacidad de decisión, una petición a la que la Junta se mostró "abierta". "Todo el protagonismo que quiera tener el Ayuntamiento, también en términos económicos y de financiación, bienvenido sea", subrayó. El alcalde señaló que están "estudiando la manera, forma y cuantía en la que podemos entrar".

  • 1