Local

Juzgan a 24 jóvenes por asaltar el Rectorado ocho años después

El fiscal solicita para cada uno un año de cárcel y 2.700 euros de multa

el 27 oct 2010 / 19:14 h.

TAGS:

El furor destructivo de los asaltantes obligó a restaurar las puertas del Rectorado.

El juzgado de lo Penal 8 de Sevilla ha fijado para dos semanas de junio de 2011 el juicio contra 24 personas, en su mayoría universitarios, que en febrero de 2003 asaltaron el Rectorado de la Universidad de Sevilla y destrozaron unas puertas del siglo XVIII en el marco de unas protestas estudiantiles.


Fuentes del caso han informado a Efe de que la Fiscalía de Sevilla pide para cada uno de ellos un año de cárcel y multas que suman 2.700 euros por delitos de desórdenes públicos, daños y lesiones a tres vigilantes de seguridad que intentaron detenerlos.


Los hechos ocurrieron el 8 de febrero de 2003 cuando un grupo de jóvenes, que protestaban contra la Ley Orgánica de Universidades (LOU), utilizaron palanquetas y barras de hierro para abrirse paso a la fuerza hacia el Rectorado de la Universidad, ubicado en la histórica Fábrica de Tabacos, donde estaba reunida la Junta de Gobierno.
Una vez en la primera planta, utilizando estos instrumentos y extintores que cogieron del vestíbulo, forzaron una primera puerta "causando grandes desperfectos" y a continuación golpearon a los vigilantes que intentaron detenerlos, según explica el fiscal en un escrito al que ha tenido acceso Efe.


Los asaltantes "siguieron avanzando, fracturaron dos puertas y accedieron al despacho del rector, donde realizaron pintadas en la moqueta y destrozaron el entelado de la pared".
A continuación, al enterarse de que la Junta de Gobierno estaba reunida en la sala de juntas, volvieron a "golpear y arrollar" a los vigilantes que se interpusieron en su avance, rompieron la puerta de dicha sala e impidieron la continuación de la reunión.
A consecuencia de los golpes recibidos, el vigilante C.C.B. sufrió lesiones de las que tardó 15 días en curar; S.G.E. tardó en sanar diez días; y M.A.R.P. tardó cuatro días en recuperarse.


El juzgado ha fijado dos semanas de sesiones ya que deben declarar los 24 acusados y 15 testigos, según las citadas fuentes.


Los procesados eran en su mayoría estudiantes pero también había un abogado y un aparcacoches ilegal que se unió al tumulto, a quienes la Fiscalía imputa un delito de daños pues causaron desperfectos valorados en 22.830 euros en el Rectorado y otros valorados en 34.187 euros en las puertas de valor histórico.


Además, les imputa tres faltas de lesiones pues en su avance "golpearon indiscriminadamente a los vigilantes jurados de la Universidad que trataron de impedirles el paso", según el fiscal.


El Ministerio Público reclama además que los imputados, de los que cinco fueron expulsados de la Universidad tras el asalto, indemnicen a los vigilantes en 650, 600 y 160 euros.

  • 1