martes, 11 diciembre 2018
13:43
, última actualización
Deportes

Kadir merece un brindis

El franco-argelino deja una gran impresión en su debut con el Betis. Dani Giménez alimenta el debate en la portería tras una buena imagen, también, en su estreno.

el 11 sep 2014 / 09:41 h.

Partido copa del rey Real Betis VS Llagostera Kadir y Rennella, protagonistas de la jugada que dio origen al 2-0, festejan el tanto de manera eufórica. Foto: Inma Flores Foued Kadir dejó muy claro en los 63 minutos que estuvo sobre el césped del Benito Villamarín que es un futbolista con mucho talento, que tiene magia, que cuando toca la pelota da la sensación de que va a crear peligro. En definitiva, talento, algo que falta en un Betis que cumplió con su obligación, la de no hacer el ridículo contra la Llagostera y estar en la tercera ronda de la Copa del Rey. ¿Por qué? Porque el torneo del KO no puede ser tirado por un equipo verdiblanco que en ese torneo ha dado alegrías a sus aficionados, y porque después del ridículo en El Toralín estaba prohibido fallar de nuevo. Es incomprensible escuchar a muchos béticos decir que la Copa no sirve para nada, como si el 2005 pareciera una eternidad o aquella preciosa noche, en 2011, en Heliópolis en la que la ilusión por remontar al Barcelona estuvo en el ambiente quedara en el olvido. La Copa es la Copa y así lo dice la sevillana que aún se escucha en el graderío del Villamarín. A la Copa, a la Copa... Y más el año en el que la primera equipación del Betis está basada en el diseño de la Copa del 77, con el recuerdo a Alabanda y a los campeones de ese año con esa Puerta de Campeones del 77, antes puerta de cristales. Y a la Copa se apuntó Kadir. Para muchos, quizá, desconocido, pero un jugador con un talento descomunal que para el Betis es todo un lujo, pues es rápido, tiene desborde, buen golpeo de balón a la hora de centrar y, sobre todo, la sensación de peligro que provoca en el rival cuando tiene la pelota. Ayer lo demostró en la banda derecha, pero jugando en la mediapunta por detrás del delantero o, incluso, de segunda punta su rendimiento incrementará. Aun está en fase de adaptación, pero como los buenos futbolistas dejó detalles de su calidad desde el primer día. Y junto al internacional argelino, el otro nombre propio en el Betis fue Dani Giménez. El exportero del Alcorcón estuvo a un buen nivel, solventado con nota el trabajo que desempeñó, sobre todo, en el primer tiempo, con una magistral mano en una falta lanzada de Óscar Rico. Ahora, está la duda de saber por quién apostará Velázquez contra el Albacete. Mientras, un brindis por Kadir.

  • 1