Deportes

Kanouté da al Sevilla un punto de grandeza

Los de Manzano frenan al líder en una gran segunda parte y devuelven la emoción a la lucha por el titulo de Liga.

el 13 mar 2011 / 20:54 h.

Los culés celebran el gol de Bojan Krkic.

 
Parecía un partido destinado a la fácil victoria del Barcelona, una más de tantas. Se marchó el Sevilla cabizbajo al descanso, perdiendo 0-1, pero vivo por la escueta diferencia en el marcador que lograron los de Guardiola en los primeros 45 minutos. Y entonces, del túnel de vestuarios salió un espigado delantero franco-malí que lo cambió todo, que dio vida a su equipo cuando parecía muerto y que, de paso, provocó que la Liga vuelva a estar viva por la distancia reducida por el Real Madrid a los culés.

Sin él en el campo el Sevilla parecía un pelele en manos de los catalanes. Ordenado, sí, sacrificado, sí, solidario, defensivo, sí, pero sin opción de réplica. Con él encontró profundidad, temple, ocasiones, el gol.

Cabe preguntarse si su salida desde el inicio habría cambiado algo. Podría haberse perdido entre tanto dominio azulgrana, desgastado tras la pelota, o quizás hubiera dado otro aire, como hizo en la segunda mitad, a su equipo. Cierto, también, que Kanouté se encontró más cómodo ante un Barcelona con más espacios, más erosionado físicamente en la segunda mitad, más largo, menos sacrificado y solidario.  

El caso es que el jugador nacido en Lyon cambió el devenir del encuentro. Porque el equipo nervionense se había convertido en la primera parte en un frontón en el que percutían una y otra vez los jugadores blaugranas.

Hasta diez sevillistas defendían las acometidas visitantes y uno esperaba que surgiera un mirlo blanco, Negredo. Marcó el Barcelona, como era de esperar, en el minuto 29 por medio de Bojan tras uno de esos pases a la espalda de una defensa arrinconada, y pudo llegar algún otro, con un remate de Messi al larguero u otro de Villa fuera. O una falta directa del argentino que entró y que anuló Pérez Lasa por una infracción que sólo él vio.
Fue el inicio de una actuación dantesca, que se jalonaría con tres penaltis más sin señalar (dos a favor del Sevilla, uno del Barcelona) y con decisiones sin ton ni son. Afortundamente, no fue el único protagonista del encuentro.

Porque ese privilegio lo ostentaron otros. En clave sevillista Kanouté, que hizo creer a sus compañeros en la victoria. Devolvió al Sevilla la creencia y la fe en sí mismo. Lo hizo manteniendo la pelota, algo que nadie había hecho en los primeros 45 minutos. A su lado creció Rakitic, crecieron incluso las bandas, Navas y Capel y luego Perotti, y también Negredo, que encontró un socio.

En torno al tercer máximo goleador de la historia del Sevilla se forjó, de hecho, el tanto del empate, nada más salir de los vestuarios. Rakitic se la dio y Kanouté metió un balón de oro a Negredo que éste se encargó de transformar en asistencia a Jesús Navas. Fue el impulso que necesitaba el Sevilla para mirar a la cara del Barcelona y plantearle el reto. Y llegó el desafío.

Y el desafío fue espectacular, entretenido, emocionante. El Barcelona se iba arriba con su habitual acoso, el Sevilla se defendía con uñas y dientes, con una línea más segura que de costumbre y con un Medel enorme. Se desfondó, se entregó y, para colmo de bienes, salvó un gol cuando Iniesta ya lo cantaba. Navas, ya en la derecha –jugó la primera parte en la izquierda con Capel en la diestra–, también cantaba su doblete cuando Valdés sacó un pie salvador.

Kanouté y Negredo también la tuvieron, como la tuvo Messi o Iniesta. Pero el reto acabó en empate, justo empate entre el mejor equipo de mundo y un equipo que aún guarda reminiscencias de la grandez que tuvo y que quiere recuperar.

1 - Sevilla FC: Javi Varas; Cáceres, Alexis, Fazio, Fernando Navarro; Jesús Navas, Medel, Zokora (Kanouté, m.45), Rakitic, Capel (Perotti, m.71); Negredo (Romaric, m.87).

1 - FC Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Abidal, Adriano (Maxwell, m.75); Iniesta, Busquets, Xavi; Pedro (Bojan, m.13), Messi y Villa (Keita, m.84).

Goles: 0-1, M.30: Bojan. 1-1, M.48: Navas.

Árbitro: Pérez Lasa (Comité vasco). Amonestó a los locales Cáceres (m.24), Zokora (m.27), Medel (m.61), Fernando Navarro (m.62), Capel (m.68), así como a los visitantes Adriano (m.39), Xavi, (m.61).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima octava jornada de liga en Primera División, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla ante más de 45.000 espectadores. Antes del partido la afición sevillista homenajeó sobre el césped al delantero brasileño Luis Fabiano, que se marcha al Sao Paulo tras más de cinco temporadas en el Sevilla. Además, los jugadores de ambos equipos portaron una pancarta de apoyo al pueblo japonés ante el desastre natural acontecido desde el pasado viernes. Los sevillistas también lucieron camisetas de ánimo al bético Miki Roqué. 

 

  • 1