Deportes

Kanouté, imán de la selección de Malí

La dimensión de Frederic Kanouté sigue creciendo y parece no tener fin. No ya como delantero goleador histórico del Sevilla, sino en su parcela personal. Lleva cinco años como imán de la selección de Malí. Es un auténtico líder.

el 16 sep 2009 / 00:33 h.

La dimensión de Frederic Kanouté sigue creciendo y parece no tener fin. No ya como delantero goleador histórico del Sevilla, sino en su parcela personal. Lleva cinco años como imán de la selección de Malí. Es un auténtico líder.

En Sevilla se habla y se escribe sin parar de sus goles, de sus récords históricos en el club nervionense, de sus majestuosos controles y de su capacidad técnica, pero su dimensión ya trasciende lo futbolístico. Un ejemplo. El jugador sevillista ha estado concentrado esta semana con su selección preparando el partido de hoy ante Sudán, valedero para la clasificación de la Copa de África y para el Mundial de Suráfrica 2010. El pasado miércoles, todavía en Malí, el combinado nacional malí se ejercitaba en el complejo deportivo de Kabala, en Bamako. Hasta allí se desplazó una mujer sobre las once de la mañana. Su intención era ver al delantero nacido en Lyon, pero de ascendencia africana. Los responsables de seguridad no permitieron el acceso de la mujer al recinto, ya que estaba restringida a la prensa, y finalmente no pudo ver a Kanouté. Eso sí, cumplió su otro objetivo, regalarle un Corán al futbolista del Sevilla, que se mostró muy agradecido por el presente anónimo.

Y todo por la ferviente fe que profesa el jugador. Tanto es así, que en el plantel de la selección de Malí oficia como imán. El imán es el encargado de guiar espiritualmente a los fieles y asimismo de guiar la oración musulmana, indicando los rezos y los movimientos. Pues bien, este papel lo cumple el sevillista en el equipo malí desde la Copa de África de 2005, cinco años en total. Es el referente tanto dentro del campo, donde destaca por su calidad, y fuera de él.

No es la primera muestra conocida de la religión del ex jugador del Tottenham. De hecho, junto a su mujer ha completado la peregrinación a La Meca y ya es recordado su gesto de salvar la Mezquita de la calle Ponce de León en Sevilla, que adquirió por una cifra aproximada de 500.000 euros en diciembre de 2007.

Más reciente -el pasado enero- fue su defensa pública del pueblo palestino en el partido de Copa del Rey ante el Deportivo de La Coruña. Cuando marcó, el delantero se levantó la camiseta y mostró un mensaje de apoyo al pueblo palestino, que en esos momentos estaba sufriendo los ataques de Israel

  • 1