Deportes

Kanoute sigue sacando las castañas del fuego

Un gol del delantero malí le da la victoria al Sevilla ante la Real Sociedad (1-0) en un espeso partido.

el 17 sep 2011 / 21:58 h.

Kanouté disputa un balón con Xabi Prieto, que se retiró lesionado a la media hora de partido.


Un solitario gol del de siempre, Frederic Kanouté, al que Marcelino hizo jugar de titular pese a estar media semana con molestias en el pubis, dio al Sevilla su segunda victoria de la temporada, un triunfo que le permite igualar a puntos con el FC Barcelona en la segunda plaza provisional de la Liga. Por ahí, nada que objetar a un equipo que va haciendo acopio de puntos mientras Marcelino busca la fórmula magistral para lograr que este Sevilla encandile a su hinchada, acostumbrada no hace mucho a un futbol vigoroso y electrizante que el técnico asturiano está convencido que puede recuperar.

Y es que Marcelino apunta muy alto y se ha trazado como objetivo que su Sevilla se parezca al de Juande Ramos, al menos en sus maneras, lo que es de agradecer. No habla de títulos, sino de juego, pero por lo visto ayer esa meta está aún muy lejana y ya veremos si es alcanzable, pues aunque Kanouté sigue sacando las castañas del fuego como antaño, sus 34 años y sus problemas físicos le pasarán cada vez más factura.

De momento, el equipo  se sigue pareciendo más en su errático juego al de Gregorio Manzano o ayer, bastante mejorado en defensa, al de Manolo Jiménez, lo que no es demérito alguno, dicho sea de paso, pues el técnico de Arahal, pese a salir del club por la puerta de atras, comparte con el pedroteño el mejor porcentaje de partidos ganados (53%) de la historia del club en el Campeonato de Liga, guarismos a los que no llegan ni los mismísimos Ramón Encinas o Helenio Herrera.

Lo cierto es que este Sevilla de nuevo ciclo lleva varias temporadas sumido en dudas existenciales y sin que se le vea un patrón claro de juego, de ahí la apuesta por un técnico como Marcelino, que parece tener las ideas muy claras. Ayer, el debate sobre el 4-3-3 o el 4-4-2, tan de boga entre el sevillismo, lo ganó el técnico, pues su apuesta por insitir con el juego de bandas y en punta con Negredo y Kanouté, pese a las molestias que arrastraba éste, fue la que acabó decidiendo un partido espeso y poco brillante en el que el equipo nervionse fue el único que hizo méritos para conseguir la victoria.

Cambios atrás. La Real empezó presionando muy arriba para tratar de buscarle las cosquillas a una zaga, la sevillista, que había dado claros síntomas de inconsistencia en los cuatro partidos oficiales precedentes (dos de Liga y otros dos de Europa League), en ninguno de los cuales había logrado dejar su portal a cero.

El técnico volvió a realizar cambios en defensa y esta vez fueron Coke y Spahic los encargados de cubrir el costado diestro, pues en el siniestro todo parece más claro con la presencia de Fernando Navarro y Escudé. Por delante de la línea de cuatro, a Medel nadie le discute el puesto, sobre todo después de que su ausencia en Hannover le costara al club un serio disgusto, y mientras el equipo juegue un 4-4-2 abierto, las bandas son para Navas y Perotti –aunque ayer estuviera apagadísimo– y la dupla de ataque, para Negredo y Kanouté, que, aun renqueante, ofrece mayores garantías que el resto de delanteros que hay en el plantel, que en realidad no es más que uno, Manu del Moral.

La plaza vacante en la zona ancha la ocupó ayer Trochowski, futbolista con buena pegada y detalles de calidad, pero muy intermitente, de ahí que el juego del equipo, con Navas aun lejos de su mejor pico de forma y sin cerebro pensante en la medular, dejara mucho que desear.Y es que el conjunto nervionense tardó 38 minutos en pisar el área con verdadero peligro, pues tras un chut lejano de Trochowski (3’), no hubo más hasta que Medel (38’) y Jesús Navas (39’) pusieron a prueba los reflejos del meta Bravo, que demostró tenerlos en perfecto estado de revista.

En defensa, eso sí, tras un par de dudas iniciales, el trabajo fue bastante mejor que en jornadas precedentes y la Real apenas tuvo ocasión de inquietar a Varas.

Al poco de comenzar la segunda parte llegó la combinación entre Negredo y Kanouté y la excelente definición del malí, que una vez más demostró las razones por las que muchos lo consideran el mejor futbolista de la historia del Sevilla FC. Tuvo una ocasión, la metió dentro, le dio tres puntos a su equipo y al poco, Marcelino le dio descanso porque el martes lo necesitará otra vez.

- Ficha técnica:

1 - Sevilla FC: Javi Varas; Coke, Spahic, Escudé, Fernando Navarro; Jesús Navas, Trochowski (Rakitic, m.74), Medel, Perotti (Armenteros, m.83); Kanouté (Del Moral, m.68) y Negredo.

0 - Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Demidov, Íñigo Martínez, De la Bella; Aranburu (Illarramendi, m.70), Xabi Prieto (Cadamuro, m.31), Zurutuza (Agirretxe, m.77); Mariga, Griezmann; e Ifrán.

Gol: 1-0, M.53: Kanouté.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Amonestó a los visitantes Mariga (m.06) y De la Bella (m.65) y a los locales Coke (m.30), Escudé (m.46+) y Spahic (m.88).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán algo mas de 30.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.

  • 1