Local

Karadzic dice temer por su vida cuando se le imputa por genocidio

El líder serbio-bosnio Radovan Karadzic compareció ayer, por primera vez y sin abogado, ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia. "Tengo miedo por mi vida", dijo quien está imputado por 11 delitos de crímenes de guerra y genocicio. Y desveló un supuesto pacto con EEUU para su inmunidad.

el 15 sep 2009 / 09:01 h.

TAGS:

El líder serbio-bosnio Radovan Karadzic compareció ayer, por primera vez y sin abogado, ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia. "Tengo miedo por mi vida", dijo quien está imputado por 11 delitos de crímenes de guerra y genocicio. Y desveló un supuesto pacto con EEUU para su inmunidad.

"En Belgrado se me retuvo de modo irregular; civiles que no conozco me secuestraron durante tres días", añadió. "No me leyeron mis derechos ni se me dio acceso al teléfono para que mis amigos y allegados no me tuvieran que buscar en hospitales o en la morgue", se terminó de quejar.

Antes de dejarle continuar con la denuncia de lo que Karadzic llamó "irregularidades" durante su detención, el juez Alphons Orie le invitó a presentar por escrito todas estas cuestiones, aduciendo que la primera vista oral debe centrarse especialmente en abordar los cargos que se le imputan.

Karadzic se refirió además a un presunto pacto que, según él, le ofreció el ex asistente al secretario de Estado durante el Gobierno de Bill Clinton, Richard Holbrooke, al final de la guerra de Bosnia (1992-1995). Holbrooke era entonces el mediador estadounidense en el Pacto de Dayton, que en 1995 puso fin a la guerra en Bosnia. El trato era retirarles los cargos de genocidio y crímenes de lesa humanidad a cambio de que abandonase la política. Así lo confirmó también esta semana el ex ministro de Asuntos Exteriores de Bosnia, Muhamed Sacirbej.

Esto se une a que la ex fiscal del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), Carla del Ponte, mostró en el pasado su preocupación ante informaciones que hablaban de la existencia de ese pacto, siempre negado por Holbrooke.

Pero el juez se negóa seguir escuchando este tema para recordarle que se le acusa del genocidio de casi 8.000 musulmanes en Srebrenica. Pero Karadzic guardó silencio. Solamente dijo que se había comprometido a retirarse de la vida pública y que temía por su vida tras su arresto.

"Con esto quiero demostrar por qué estoy en este tribunal ahora y no en 1996... Tenía peligro de ser liquidado", dijo el ex líder serbobosnio, tras lo que indicó al juez que no se sentía seguro en La Haya. "Es una cuestión de vida o muerte (...) si Mr. Holbrooke todavía quiere mi muerte, su brazo es lo suficientemente largo como para encontrarme aquí", explicó.

Karadzic aseguró que su salud es "perfecta". De hecho, ha recuperado su aspecto tras despojarse de la barba y del pelo largo bajo los que se escondía con la falsa identidad del médico naturista Dragan Dabic. Tras ello, empezó a escuchar los 11 cargos de los que se le acusa. Entre ellos, al ex mandatario serbobosnio se el imputa genocidio de Srebrenica, crímenes de guerra y lesa humanidad perpetrados durante la guerra de Bosnia y la campaña de terror con el asalto a Sarajevo.

  • 1