Local

Ken Follet y 'Un mundo sin fin'

Dieciocho años después, aparece la segunda parte de Los pilares de la Tierra de Ken Follet. Un mundo sin fin es el mayor lanzamiento que se ha dado en este país: 525.000 ejemplares en primera edición...

el 14 sep 2009 / 22:06 h.

Dieciocho años después, aparece la segunda parte de Los pilares de la Tierra de Ken Follet. Un mundo sin fin es el mayor lanzamiento que se ha dado en este país: 525.000 ejemplares en primera edición, y, por si no fueran bastantes, al cabo de unas horas, Random House Mondadori ha decidido reimprimir otros 175.000. A pesar de que las tiradas medias en este país rondan los 5.000 ejemplares, no deben extrañar estas cifras mareantes. Los pilares de la Tierra vendió en España 5,5 millones de ejemplares y , según la Federación del Gremio de Editores de España, se trata de la novela más leída por los españoles.

Sólo una objeción quisiera hacer al fenómeno: a todas luces, y por mucho que se diga, Un mundo sin fin no se trata de una segunda parte. El argumento de la novela se sitúa 200 años después, en pleno siglo XIV, y, además, los personajes son descendientes de los de Los pilares de la Tierra. Aparte, nada que objetar. Mejor o peor escrito, los bestsellers de esta factura crean su propio género, multiplican el número de seguidores en progresión geométrica y, sobre todo, dinamizan la literatura de su época, la obligan a hacer algo más que mirarse el ombligo: a pensar en el placer y disfrute del lector, que, a fin de cuentas, es quien paga por el producto.

E n internet he confirmado la diferencia abismal entre el número de lectoras y el de lectores, a favor de las primeras. Y Follet, que no desconoce este dato, en un alarde de anacronismo, ha hecho de una de sus protagonistas un personaje con la psicología y las inquietudes propias de una mujer del siglo XXI.

Por último, una última ventaja de un superventas como éste: su facilidad para alentar homenajes. De hecho, es por todos conocido que La catedral del mar se vendió desde el primer momento como el producto del "Ken Follet catalán". Por cierto que la vitalidad de su homenajeadora no se le habrá pasado al autor galés, pues, ¿de qué otro modo se explica la importancia que tiene en el argumento de Un mundo sin fin la catedral gótica de Santa María de Vitoria? Si hasta, en agradecimiento al autor, la ciudad piensa instalar una escultura dedicada a Follet al lado de la catedral?

  • 1