Cultura

Ken Follett, el éxito sin fin

Ken Follett (Cardiff, 1949) era un modesto autor de thrillers cuando, hace veinte años, sacudió los cimientos del mercado con el lanzamiento de Los pilares de la tierra. Entonces afirmó que no habría segunda parte, pero las pasadas Navidades las librerías de todo el mundo se inundaron con Un mundo sin fin.

el 14 sep 2009 / 22:42 h.

Ken Follett (Cardiff, 1949) era un modesto autor de thrillers cuando, hace veinte años, sacudió los cimientos del mercado con el lanzamiento de Los pilares de la tierra. Entonces afirmó que no habría segunda parte, pero las pasadas Navidades las librerías de todo el mundo se inundaron con Un mundo sin fin.

Los números de Follett dejan en ridículo incluso a J.K. Rowling y su omnipotente Harry Potter. Desde que Un mundo sin fin vio la luz el pasado 28 de diciembre, se han vendido más de 900.000 ejemplares en castellano y 60.000 en catalán. Si Los pilares de la tierra vendió 15 millones de ejemplares en todo el mundo, cabe suponer que la nueva obra fulminará este récord antes de que acabe el año.

En España, donde La catedral del mar de Ildefonso Falcones no llegó a dos millones -un fenómeno, considerando que las tiradas medias son de 2.000-, la obra de Ken Follet causa furor. De hecho, se trata del país de todo el mundo que con más celeridad se ha lanzado a arrebatar de los anaqueles la nueva obra.

¿Cual es el secreto?, se preguntan especialistas y editores que sueñan con acariciar cifras remotamente parecidas. La respuesta podría ser un equilibrio afinadísimo entre una escritura aceptable y una profusa documentación dosificada con sabiduría, todo ello desarrollado con el ritmo y la inteligencia apropiada para seducir tanto al lector iniciado como al advenedizo. Con eficacia cinematográfica, se echa mano de los recursos conocidos de lo que un avezado crítico ha llamado el copón medieval: "luchas de poder, catástrofes eventuales, conspiraciones, enfermedades epidémicas, asesinatos, violaciones, heroicidades, manuscritos, elixires, pócimas, venganzas, crisis e intrigas políticas...". Claro que estos ingredientes los manejan muchos otros autores sin un éxito comparable.

'LONG-seller'.

Un autor que también sabe lo que es vivir instalado en las listas de superventas, el español Javier Sierra, ha definido el fenómeno Follet como un long-seller: un modo de prolongar indefinidamente el impacto más o menos momentáneo del best-seller, haciendo que un título tire de otro, y viceversa, mientras se ganan más y más adeptos para la legión de seguidores.

Hay incluso estudiosos que se atreven a comparar la obra del galés con la segunda parte de El Quijote o con la Recherche de Proust, lo cual parece bastante desproporcionado desde el punto de vista literario, pero no de ventas: Un mundo sin fin es ya el libro más vendido en la historia de España, sólo superado por la Biblia. Y que se anden con ojo las Sagradas Escrituras, que esto no ha hecho más que empezar.

  • 1