Local

Kevin López, Reina y Marco fuera de la final de 800 m

el 28 ago 2011 / 14:56 h.

TAGS:

Los sevillanos Kevin López, Antonio Manuel Reina y Luis Alberto Marco se toparon con el muro de las semifinales y se quedaron fuera de la final de los 800 metros de los Mundiales de Daegu 2011.

La empresa era una misión casi imposible a priori, y así fue en realidad. Ninguno tuvo opción alguna de estar entre los ocho mejores en tres series más que exigentes.

Ni siquiera Kevin López, el campeón de España y el que más en forma estaba del trío, pudo aspirar a estar entre los dos mejores de su serie o entre los dos mejores tiempos.

El atleta de Lora del Río, que corrió en la segunda serie, se mantuvo en la parte trasera del compacto grupo que tan solo se rompió en la recta final cuando el estadounidense Nick Symmonds y el ruso Yuriy Borzakovskiy se marcharon de sus rivales para meterse sin discusión en la final con el mismo tiempo (1:45.73).

A Kevin López le faltó fuelle en la última recta, donde, desfondado, no tuvo recurso físico para tratar de hacer valer su velocidad terminal y concluyó penúltimo con un tiempo de 1:46.86.

Marco partió por la calle 1 de la tercera semifinal, dominada de forma autoritaria por el plusmarquista mundial, el keniano David Rudisha (1:44.02), pese a los intentos vanos del polaco Adam Kszczot, que encontró el premio en el pase directo con 1:44.81.

Rudisha confirmó su condición de indiscutible favorito para ser el que releve en el palmarés al sudafricano Mbulaeni Mulaudzi, campeón en Berlín y ausente en Daegu.

El brasileño Kleberson Davide luchó en todo momento pero al final solamente pudo ser tercero con 1:45.06, y el colombiano Rafith Rodríguez finalizó cuarto con 1:46.41.

Marco anduvo a cola del grupo hasta que a falta de 600 metros que era imprescindible remontar, pero ya fue tarde porque había cedido demasiado espacio respecto a la cabeza del grupo y se tuvo que conformar con acabar sexto con 1:47,45.

Reina, plusmarquista nacional, fue el primero en comparecer y en despedirse en una serie lanzada por el sudanés Abubaker Kaki en la que se lo jugó todo al toque de campana para llegar en la cabeza del grupo perseguidor junto al polaco Marcin Lewandowski, campeón europeo en Barcelona'10.

El atleta de Osuna quemó ahí sus naves porque luego ya no pudo con el cambio de ritmo de sus rivales en la última curva y, hundido, acabó rendido y último (1:48.85) mientras por delante se jugaban el pase a la final.

El etíope Mohammed Aman sorprendió a todos en los últimos veinte metros para ganar con 1:44.57 (mejor marca personal) por delante de Lewandowski (1:44.60), mientras que dos de los aspirantes al podio, Kaki, que pagó muy cara su osadía de querer hacer una carrera en solitario, y el keniano Alfred Kirwa Yego pasaron por tiempos al hacer 1:44.62 y 1:44.82.

  • 1