martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Deportes

Kevin López y Marco buscan hoy la final imposible

Luis Alberto Marco y Kevin López, los dos atletas sevillanos del 800, se aprestan hoy a superar uno de los grandes muros del atletismo español a lo largo de su historia. 49 atletas han intentado alcanzar la final de un gran campeonato en esta especialidad y sólo 4 lo han logrado. 

el 28 jul 2010 / 21:50 h.

A partir de las 20.50, en el estadio olímpico de Montjuic, tratarán de entrar en un exclusivo club de cuatro atletas, los que han conseguido disputar una final de un gran campeonato en la doble vuelta a la pista. Entre Juegos Olímpicos, Campeonatos del Mundo y Campeonatos de Europa, ese privilegio lo han logrado, en la cita continental, Alberto Esteban (Budapest 1966, séptimo), Tomás de Teresa (bronce en Helsinki 94), José Manuel Cerezo (séptimo en Helsinki 94) y Miguel Quesada (quinto en Goteborg 2006). En los Mundiales sólo figura un finalista, el cántabro afincado en Sevilla Tomás de Teresa, que en Tokio 91 fue octavo en la final. Por tanto, no sólo forma parte del club de los cuatro, sino que es el único español finalista en dos grandes competiciones al aire libre, amén de ser el único medallista. Porque en los Juegos ningún español ha disputado jamás la última carrera de 800 en pos de los metales.

Hay una coincidencia en las dos semifinales que llevaron a De Teresa, casado con la que fuera saltadora de longitud internacional sevillana Luisa López, a esas finales: tanto en Tokio 91 como en Helsinki 94 bajó de 1:46. 1:45.84 para ser tercero en la cita nipona y 1:45.89 para ser cuarto en la capital finlandesa, donde el malagueño Cerezo se clasificó con 1:47.24 en semis como tercero. Con un tiempo similar (1:47.12) ganó su serie semifinal Miguel Quesada en Goteborg hace cuatro años, una marca discreta si la comparamos con los 1:45.61 que registró Manolo Olmedo en los Mundiales de 2007 en Osaka, y que, a pesar de todo, no le dio el pase a la final. Ese tiempo es el mejor que ha hecho un atleta español en la historia de las participaciones de la selección en grandes campeonatos en esta prueba. Pero es que el atleta de Pino Montano afincado en Soria también tiene la tercera de todos los tiempos en competición, el 1:45.91 que hizo en los Juegos de Pekín, donde de nuevo, por centésimas, se quedó fuera. Es obvio que la suerte influye mucho, porque un determinado registro en otra serie hubiese dado a Olmedo la clasificación. Seguramente estas experiencias le decidieron por dar el salto al 1.500, donde a la primera, en Barcelona, ha pasado a la final.

Es el mismo caso de Antonio Reina, que en siete participaciones, repartidas en cuatro Mundiales, dos Juegos y un Europeo, ha disputado cinco semifinales, más que ningún otro español, y ni siquiera un tercer puesto (Mundial París 2003) le sirvió. Hasta el momento lo han intentado 49 atletas, que suman 68 participaciones y 37 semifinales. Sólo cuatro lo han conseguido.

  • 1