Cultura

Kidman y Eckhart conmueven con ‘Rabitt Hole’ en el Festival de Cine de Roma

Los actores dan vida a unos atormentados padres que acaban de perder a su hijo.

el 01 nov 2010 / 18:57 h.

El actor norteamericano Aaron Eckhart, de promoción en el Festival de Roma. Nicole Kidman fue la gran ausente.

La dificultad de un matrimonio para afrontar el duelo de la muerte de un hijo centra Rabbit Hole, una película protagonizada por Nicole Kidman y Aaron Eckhart que conmovió ayer en el Festival Internacional de Cine de Roma, donde competirá por el Marco Aurelio a la mejor película.

Mientras la alfombra roja se preparaba para recibir a Bruce Springsteen, que acudió al estreno del documental The Promise: The making of Darkness on the edge of town, la pasarela tuvo que conformarse con un Eckhart que convirtió ayer a Kidman en la gran artífice de su propia interpretación.

"Cada día temía no estar a su altura. Después me di cuenta de que sólo tenía que mirarla y escucharla", confesó ayer en la presentación del filme este actor, que se ganó un sitio en Hollywood con películas como Gracias por fumar o Batman, el caballero oscuro, donde se desdobló en los personajes de Harvey Dent y Dos Caras.

Eckhart (Estados Unidos, 1968) reaparece reconvertido en un hombre traumatizado por la muerte de su hijo en esta película, dirigida por John Cameron Mitchell, que bucea en cómo se transforma una relación matrimonial marcada por el duelo y reflexiona sobre los límites que el dolor impone a la comunicación.

"Es una película humana que muestra que estas dos personas se quieren, pero cada uno tiene que enfrentarse al luto de diferente manera y por ello tienen dificultades para expresarse", destacó el protagonista.

Una trama trágica que compone un filme en cierta medida lento pero que dibuja con nota el dolor sufrido por estos dos personajes, gracias a dos buenas interpretaciones y a la enorme empatía creada entre los actores.

"Desgraciadamente, en Hollywood la prioridad es hacer negocio, pero lo que realmente importa es que haya química entre los personajes, porque si no el público no puede entrar en la historia", reflexionó Eckhart.

Una conclusión a la que llega después de compartir reparto con grandes intérpretes como Sean Penn o Jack Nicholson -El juramento- y actrices tan deseadas como Julia Roberts -Erin Brockovich-, Jennifer Aniston -Love Happens- o Catherine Zeta-Jones -Sin reservas-.

Pero a pesar de contar con una filmografía que ya le sitúa "dentro del club de Hollywood", según dijo el actor a un reducido grupo de periodistas, Eckhart considera que aún no ha encontrado su sitio en el cine.

"Creo que ahora estoy en un plan más serio. Me gusta hacer películas románticas, pero aún estoy buscando lo que va conmigo, lo que me hace feliz como actor. Necesito ponerme a prueba. Soy más mayor, me hago más preguntas y creo que he estado divagando durante mucho tiempo", explicó sincero.

  • 1