Deportes

Kirksay y el don de la ubicuidad

Un omnipresente Tariq Kirksay guió al Cajasol a la victoria ante el Gran Canaria (80-76) rompiendo así una racha de cuatro derrotas consecutivas en la ACB. Buen partido de los de Plaza, especialmente en el capítulo defensivo, aunque sufrió innecesariamente al final.

el 21 nov 2010 / 15:49 h.

El jugador del Cajasol Kirksay intenta superar al jugador del Gran Canaria Nelson Spencer.

Dos partidos buenos de forma consecutiva deben ser indicio de que el Cajasol por fin coge el tono. Casualidad, o no, coinciden con la ausencia por lesión de Earl Calloway. Joan Plaza argumenta que los nuevos ya han hecho el rodaje. Por encima del conocimiento del medio, lo que es detectable es un incremento de agresividad e intensidad en el juego, que además, no resta efectividad en los lanzamientos, un talón de Aquiles inasumible para un equipo que aspira a juntarse con los ocho mejores de la Liga ACB.

Y por encima de todas las cosas, como Dios, está Tarik Kirksay. Causa verdadera emoción verle jugar en todo su esplendor como fue el caso ante el Gran Canaria. Está en todo, está siempre. Es capaz de robar, pasar y anotar él mismo un triple en la misma jugada, lo mismo corre un contraataque que toma el rebote y lanza un pase de canasta a canasta a un compañero. Es un uno, un dos, un tres y un cuatro en la pista, es extraordinario. Alrededor de Kirksay se fraguó un colectivo sólido, cuajado, sin la ansiedad que sería lógica cuando el balance muestra cuatro derrotas seguidas. Defendió muy bien el Cajasol, convirtiendo el partido en un mal trago para el equipo de Pedro Martínez, uno de los tres mejores de la ACB desde el triple y que, transcurridos tres periodos, sólo había anotado 3 de 11 desde esa distancia. Además, es la primera vez en la temporada que Jaycee Carroll, el mejor anotador de la competición, acaba un partido sin anotar desde más allá de la línea de 6,75. El ejercicio defensivo facilitó mucho la tarea ofensiva, porque buena parte de los doce balones robados que se cobró el conjunto del San Pablo acabaron en canastas fáciles o en faltas personales. La defensa local condicionó como antaño toda la escenografía y hasta Joan Sastre, un joven jugador con tanta clase como falta de nervio, un picha fría, que diría Manel Comas, demostró el éxito de su proceso de transformación aportando robos por anticipación, rebotes, asistencias..., enchufado y rentable sin estar fino en el tiro. Dos canastas de Txemi Urtasun, en la primera de sus muchas explosiones de la mañana, empezaron a plasmar la superioridad cajista en el marcador (21-11).

Como poco después Dios se hizo hombre con una cinta blanca en la cabeza y Sastre le imitaba con otro triple, la ansiada victoria tomaba forma (44-30). Pero en ventaja clara el Cajasol perdía el estilo y el carril. Aprovechaba para tomar aire, pero en realidad el que respiraba era el Gran Canaria. Siempre coincidía la distensión y el desorden con las apariciones de Carroll o Green, brillantes en los momentos locos, esos que odian los entrenadores, y lo cierto es que el conjunto insular aprovechó el final del segundo cuarto y el comienzo del tercero para volver a tener fe (47-44).Bullock supo que había llegado su momento, y aunque está lejos de estar en plenitud de forma, hizo dos triples en momentos muy necesarios para que la confianza del equipo se mantuviera, justo cuando los amarillos se acercaban. Porque desde el 67-50 con que arrancaba el último cuarto el Cajasol se fue enredando cuando más claro lo tenía, permitió que el ‘Granca' fuese mejorando sus porcentajes de tiros de tres y que Xavi Rey se cobrase una pequeña reivindicación ante Plaza. Sin embargo, con 76-74 y menos de medio minuto por jugar, un pase de Green, demasiado fuerte, se le escurrió de las manos al pívot catalán, que se quedaba solo bajo el aro. Respiró el San Pablo, respiró el Caja, que ganó con agonía innecesaria tras un notable partido.

FICHA TÉCNICA

80 - Cajasol (21+23+19+17): Satoransky (5), Bullock (16), Joan Sastre (5), Ivanov (7), Davis (10) -cinco inicial-, Triguero (4), Cabanas (-), Urtasun (16), Katelynas (6) y Kirksay (11).

76 - Gran Canaria 2014 (17+18+15+26): Green (18), Carroll (16), Jim Moran (8), Wallace (2), Savané (3) -cinco inicial-, Bramos (8), Bellas (-), Nelson (3), Beirán (3) y Xavi Rey (15).

Árbitros: Arteaga, Peruga y Calatrava. Eliminaron por cinco faltas personales a los visitantes Wallace (m.33) y Nelson (m.40) y al local Davis (m.40)

Incidencias: Partido de la octava jornada de la Liga ACB disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante unos cinco mil espectadores. 

  • 1