lunes, 10 diciembre 2018
18:01
, última actualización
Deportes

Kolo: "Lo pasé muy mal los primeros tres o cuatro meses"

ENTREVISTA. El central franco-polaco habla por primera vez desde su llegada a Nervión y desvela cómo ha ido cambiando su situación con el paso de los meses.

el 13 feb 2015 / 10:32 h.

Kolo (Foto: Inma Flores). Kolo posa en la ciudad deportiva / Foto: Inma Flores Timothée Kolodziejczak (Avion, Francia, 1 de octubre de 1991) es una de las apuestas de la dirección deportiva del Sevilla para esta temporada. Quizás, la más arriesgada de todas ellas, ya que se trata de un futbolista joven, sin experiencia en España y con pocos minutos como central, que es la posición para la que le contrató Monchi. Venía por el hueco que había dejado Fazio. Sus condiciones gustaban en Nervión. Tras unos meses negros, poco a poco va viendo la luz. Esta es su primera entrevista con un medio de comunicación tras su llegada en agosto. Lleva aquí seis meses. ¿Qué tal le va la vida en Sevilla? Nuevo país, nueva ciudad, club… Muy bien. La gente de aquí tiene una personalidad muy alegre, siempre contentos. Hablan mucho conmigo. Llevo medio año aquí y tres o cuatro muy difíciles. Ahora yo estoy muy contento de haber venido al Sevilla. ¿Por qué fueron difíciles esos primeros meses? Por todo en general. Mi familia no está aquí en Sevilla, tampoco mis amigos. Otra cultura diferente a la de Francia, el fútbol también es muy diferente al de mi país. La vida es diferente en general. Pero ahora yo vivo como un español más y soy muy feliz. En el viaje que hice con El Decano a Rijeka pude verle triste y solo en el aeropuerto después de su expulsión, ¿lo recuerda? Era el primer partido que jugaba desde el principio. Estuve 45 minutos muy contento con mi actuación. Nos fuimos al descanso ganando y creo que estaba jugando bien. Después tuve un minuto de desconcentración, me sacaron la tarjeta roja por un penalti que terminó en gol. El partido era importante para la primera plaza del grupo en la Europa League. Lo veía todo negro. Lo pasé mal. Las personas exteriores fueron muy críticas conmigo. Fue un momento difícil para mí. No había tenido tiempo apenas de jugar y al primer fallo se fue duro conmigo. ¿Quién le ayudó a salir del bache? Entrenador, compañeros, su entorno… Todo el equipo, staff técnico, Monchi, el presidente. Todo el Sevilla estuvo muy cerca de mí en esos malos momentos. Era importante para mí tener el apoyo y el cariño de todo el club. Me han ayudado mucho para estar ahora como estoy. ¿Ha entendido esa crítica tan dura? No miro los periódicos ni hago caso a lo que se haya dicho de mí. En Francia, de todas maneras, es igual que aquí. Lo que ocurre es que he llegado a un nuevo país, un nuevo club, con jugadores que no conocía. Jugué mal, no tenía confianza. He sido muy criticado. Todo el equipo tenía confianza en mí desde el principio y eso ayuda a superar los malos momentos. Esa confianza hizo que estuviese más tranquilo. ¿Qué cambió en usted para enterrar las críticas? Después de la Navidad empecé a encontrarme mejor. Estuve una semana de vacaciones en Francia con mi familia y regresé con más ganas y confianza. Estoy contento. Me sentí muy bien desde entonces. ¿Confía ahora más en usted mismo? ¿Estás más seguro a la hora de jugar? Sí, sí, las dos cosas. En enero me he visto con mucha confianza. Creo que puedo jugar incluso mejor que lo he hecho hasta ahora en el Sevilla. Creo que tengo tiempo para crecer y ser mejor futbolista con el paso de los partidos. ¿Una de las causas de su mal rendimiento tiene que ver con la diferencia entre el fútbol francés y el español? Claro. Es que es muy diferente. En España es mucho más técnico. Muy duro. En Francia hay dos o tres equipos, el PSG el Olympique de Marsella y poco más. El resto no tiene tanta calidad como aquí. Aquí todos los equipos te ponen el partido muy difícil. Yo prefiero jugar aquí antes que en Francia. El mejor jugador mundial juega en esta Liga. En Francia jugaba más de lateral, ¿qué tal lleva el cambio de posición? ¿Le sorprendió cuando el Sevilla lo fichó para central? Si yo estuviera en el Niza a día de hoy jugaría seguro de central. Claude Puel prefería que jugara primero como central, después como lateral. En el primer año en el Niza fui lateral. El año pasado jugaba en las dos posiciones. ¿Qué diferencias hay entre jugar de lateral y de central? La concentración, sí, sí (risas). Fíjate en Rijeka, un minuto de desconcentración y todo lo que sucedió después. Un error es un gol. La confianza es importante para un central. ¿En algún momento se ha arrepentido de venir a este club? Para nada. Para mí sí fue una buena idea y una gran oportunidad. Yo progreso cada día al lado de grandes jugadores. Bacca, Gameiro, Tremoulinas. Todos los jugadores de aquí son muy buenos e importantes. Mirando la actualidad, mañana deben ganar. Todos los partidos son importantes, pero el de mañana lo es incluso más porque la semana pasada el equipo jugó muy mal en Getafe. Es importante para mantener la buena dinámica que llevaba el grupo subir la moral. Piensa que el jueves volvemos a jugar en Europa, en otro partido muy importante. Jugamos en casa y necesitamos un buen resultado. ¿Ya le han hablado de lo que significa la Europa League para este club? La Europa League nos ilusiona mucho. Es importante. El año pasado este club la ganó otra vez. Los jugadores que hemos venido nuevos pensamos mucho en eso. Nos ilusiona el intentar revalidar un título con el Sevilla. ¿Y la Champions? Es el objetivo del club. Terminar entre los cuatro primeros. Es difícil porque el Valencia y el Villarreal son buenos equipos. El equipo más regular terminará cuarto. Pero creo que podemos hacerlo nosotros.

  • 1