Deportes

Koné y el colmo de la mala suerte

El africano fue hospitalizado anoche en Jerez de la Frontera y, tras descartarse que sufra una afección grave, será observado en Sevilla.

el 15 jul 2011 / 09:49 h.

Koné, entrenándose.

 

Si hay un jugador en la plantilla del Sevilla con el que se ha cebado la mala fortuna, ese es Arouna Koné. El marfileño que llegara del PSV Eindhoven ha sumado un nuevo infortunio a la relación de desgracias que le han sucedido desde que firmó por el club nervionense. Tras el choque ante la Roteña -en el que fue uno de los más destacados- sufrió unas altas fiebres y fue hospitalizado.

El suceso aconteció poco después de que Koné abandonara el terreno de juego del Arturo Puntas Vela en el descanso, ya que formó parte del primer once que dispuso Marcelino en pretemporada. Según el parte médico facilitado en principio por el club, el jugador sufrió "un abrupto cuadro de espasmos con sensación de frío intenso y malestar general, que obligó al club a llevarlo de forma urgente, primero al hospital de la Base Naval de Rota y, posteriormente, al Hospital de Jerez de la Frontera". En el centro jerezano, el futbolista fue sometido a una serie de pruebas durante toda la noche, aunque éste nunca perdió la consciencia y en todo momento se mostró orientado.

El jugador de Costa de Marfil pasó la mañana con tranquilidad y, a mediodía, fue dado de alta del hospital jerezano -que abandonó con collarín- al quedar descartado que sufriera una afección grave, ya que se había especulado con la posibilidad de que padeciera alguna enfermedad meníngea o, incluso, malaria. Aun así, el club decidió que quedara ingresado en el Hospital del Sagrado Corazón de Sevilla, donde se seguirá su evolución en las próximas horas y se le practicarán nuevas pruebas.

De hecho, un empleado del club se desplazó al hospital para recibir a Koné, mientras que uno de los miembros de los servicios médicos recogió las pertenencias del jugador del Hotel Elba en Costa Ballena. En principio, no se conoce cuándo se reincorporará a la concentración que acaba el próximo jueves día 21.

Una carrera de obstáculos. Desde luego, la trayectoria de Arouna Koné desde que llegó al Sevilla ha estado plagada de infortunios . En verano de 2007, el club hispalense pagó 12 millones de euros al PSV Eindhoven en el que se convirtió en el fichaje más caro de su historia -posteriormente superado por el de Álvaro Negredo-. Debutó el 16 de septiembre de 2007 ante el Recreativo de Huelva y desde entonces ha jugado 40 partidos ligueros, tres de Copa del Rey y cinco de competición europea con la casaca blanquirroja.

Al poco de debutar, deslumbró con un genial gol de cabeza ante el Espanyol y con una gran actuación en La Romareda. Pero ese ha sido su único tanto con el Sevilla en Liga -en Champions hizo otro-, ya que desde entonces se lesionó en innumerables ocasiones. Su primera gran lesión llegó en el verano de 2008 en una concentración con Costa de Marfil. Sufrió una triada en la rodilla derecha que le tuvo apartado de los terrenos de juego prácticamente toda la temporada. En invierno de 2009 fue cedido al Hannover 96, donde se lesionó de la otra rodilla. La pasada campaña fue inscrito pese a estar de baja, pero sólo jugó dos minutos ante el Villarreal el 24 de abril.

 

  • 1