Local

La A-49 contará pronto con pantallas fonoabsorbentes

El proyecto ya está redactado y se licitará cuando haya presupuesto

el 13 oct 2009 / 16:38 h.

TAGS:

La lucha de los vecinos de distintos puntos del área metropolitana de Sevilla por paliar la contaminación acústica producida por el continuo tráfico verá pronto un objetivo más cumplido con la instalación de pantallas fonoabsorbentes entre los puntos kilométricos 0,500 y 5,000 de la autopista Sevilla-Huelva (A-49), a su paso por los municipios de Camas, Castilleja de la Cuesta y Tomares.

Lo aseguraron fuentes del Ministerio de Fomento , administración encargada de estas infraestructuras tanto en esta vía de acceso a Sevilla como en la ronda de circunvalación SE-30. El proyecto, que incluye la instalación de las pantallas antirruidos en varios tramos y en ambas márgenes, tiene un presupuesto de 8.586.756,97 euros.

Las mismas fuentes señalaron que, en la actualidad, el proyecto se encuentra redactado y pendiente de aprobación, y que en función de la disponibilidad presupuestaria -los Presupuestos Generales del Estado (PGE) están pendientes de su aprobación- se licitarán lo antes posible.

Hace años que los vecinos de las barriadas Coca de la Piñera (Camas), al pie de la curva de salida desde Sevilla en la A-49; Nueva Sevilla de Castilleja de la Cuesta, en la margen contraria; y Santa Eufemia, en el término municipal de Tomares, se quejan del ruido producido durante las 24 horas del día por la gran cantidad de coches y, sobre todo, vehículos pesados con origen o destino en Huelva, que no les deja descansar.

Retraso. La demanda de las pantallas fonoabsorbente no sólo parte de las quejas de los vecinos sino que incluso los plenos de los consistorios de los municipios afectados votaron a favor de estas medidas. Lo hizo por ejemplo el pleno del Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta en noviembre de 2007, que aseguraba entonces que ya estaba redactado el anteproyecto. Dos años después parece que las pantallas antirruido serán una realidad. Y es que por la autopista del Quinto Centenario, y a escasos metros de las puertas y ventanas de estos ciudadanos, circulan una media de 100.000 vehículos al día. De igual modo, en ese mismo espacio que ocupan los seis primeros kilómetros de la autopista están ubicados 26 centros escolares y hasta un hospital (el de San Juan de Dios de Bormujos), entre otros establecimientos en los que el silencio debería ser gratis. Tanto en unos como en otros es imprescindible mantener las ventanas y puertas cerradas durante todo el día a cal y canto para poder desarrollar su trabajo con normalidad.

  • 1