Cultura

La Abadía trae al Central con la esencia del juego teatral

La compañía celebra su quince aniversario en Sevilla con la obra ‘El arte de la comedia’.

el 06 may 2010 / 20:02 h.

La compañía de teatro La Abadía llega a Sevilla para conmemorar su quince aniversario con El arte de la comedia, una obra del napolitano Eduardo de Filippo que se podrá disfrutar hoy viernes y mañana sábado a partir de las 21.00 horas en el Teatro Central.

"Tanto el Central como La Abadía celebramos este año nuestro quince aniversario", apuntó ayer en rueda de prensa Manuel Llanes, director artístico del teatro. La compañía se inauguró en 1995 con el montaje Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte, que perdura en la memoria de muchos como el más emblemático de la casa.

35 producciones se han hecho desde entonces hasta llegar a El arte de la comedia, que cuenta con un reparto parcialmente aleatorio formado por actores de las tres generaciones de la compañía.

"Los personajes largos los hacemos siempre los mismos actores, pero por los papeles pequeños han ido pasando mucha gente de La Abadía", explica el actor Enric Benavente, que interpreta a Oreste Campese, director de una compañía de teatro que acude al despacho del nuevo gobernador De Caro el mismo día en que éste toma posesión de su cargo.

El artista invoca la ayuda del político, ya que su teatro acaba de desaparecer a causa de un devastador incendio. "El gobernador cree que va a pedirle dinero, pero sólo pide atención, que vaya a ver su teatro", aclaró.

Carles Alfaro, director de la obra, detalla que se trata de "una obra atípica de Filippo, con dos partes muy diferenciadas". Al principio al gobernador le hace mucha gracia hablar de teatro, pero la conversación se va agriando debido a los distintos intereses entre el arte y la administración.

"Sin embargo -explica Alfaro- el debate entre ambos es siempre muy equilibrado". Enfadado, el director amenaza con enviar a sus actores y hacerlos pasar por las personas que el gobernador ha de recibir durante el resto del día.

"En la segunda parte el director se plantea si el teatro, al que ha dedicado toda su vida, es útil para la sociedad o no. Los personajes ayudan a crear la duda de si son actores representando o personajes reales contando su historia".

Asimismo, Alfaro señala que se trata de "la obra más autobiográfica de Filippo, en la que el protagonista es un álter ego suyo y hay muchas alusiones a su vida personal".
El arte de la comedia ha tenido una buena acogida tanto de crítica como de público. "Hemos estado mes y medio en Madrid, luego en Pamplona, Alcalá de Henares... y después de Sevilla vamos a Málaga", apunta Benavent.

Si en Italia Eduardo de Filippo (1900-1984) es una figura muy popular, en España su faceta de actor se conoce poco y además, las obras escritas por él aún se representan con escasa frecuencia, siendo las más recientes Filomena Marturano (con Concha Velasco), Sábado, domingo, lunes (dirigida por Sergi Belbel), y, actualmente, Navidad en casa Cupiello (dirigida por Oriol Broggi en Barcelona).

"Fue un incomprendido por la tradición popular, por la profesión, y por la crítica", aclara Alfaro, que terminó explicando que el espectador "va a encontrarse con la esencia del juego teatral". "Es teatro en estado puro, el placer inteligente", apuntó Benavent.

  • 1