Local

La abogada de Miguel pide sólo tres años de cárcel por matar a Marta

Califica los hechos como un homicidio imprudente, niega que Miguel violara a la víctima y reitera que no sabe dónde está el cuerpo.

el 19 feb 2010 / 15:08 h.

TAGS:

La abogada de Miguel Carcaño, ex novio y principal imputado en el crimen de Marta del Castillo, califica la muerte de la joven como un delito de homicidio imprudente por el que solicita una condena de tan sólo tres años de cárcel; niega que su defendido la violara y asegura que los hechos los cometió solo, sin ayuda de El Cuco, el menor al que Miguel inculpó en varias de sus confesiones. Y renuncia a pedir ninguna atenuante, como el consumo de drogas o alcohol relatado por Miguel en algunas declaraciones.

El escrito de defensa que presentó ayer contrasta con las acusaciones de la Fiscalía y la familia de la chica, que piden medio siglo de cárcel por asesinato y sí dan crédito a que la joven fue violada por Miguel y por El Cuco. La letrada de Miguel, Paloma Pérez Sendino, rebaja considerablemente la indemnización a la familia de la joven, que cifra en 160.000 euros. Los padres piden 780.000 euros y la Fiscalía ha solicitado 22.000, pero también que pague la búsqueda del cadáver en el río, el vertedero y Camas, que costaron 616.000 euros.

Además de afirmar que Miguel, el único que sigue en prisión, fue el "único autor" de la muerte de Marta, su abogada pide la absolución en los delitos de agresión sexual, contra la integridad moral y profanación de cadáveres de los que lo acusan el Ministerio Público y la familia.

Por el crimen ocurrido el 24 de enero de 2009 están también imputados Samuel Benítez, amigo de Miguel; Javier Delgado, hermano del principal inculpado; y María García, novia de este último, por ayudar a deshacerse del cuerpo y borrar las pruebas del crimen. El Cuco será juzgado por asesinato y violación aparte, por ser menor de edad.

piden la absolución. El resto de las defensas también presentaron ayer sus escritos, en los que todos piden la absolución de sus clientes, reclaman que un juez profesional y no un jurado se encargue del caso, solicitan que acudan al juicio hasta 90 testigos y uno de ellos llega a poner en duda, alegando falta de pruebas, que la joven falleciera en el piso de León XIII propiedad de Carcaño. "Pese a los 35 análisis de restos recogidos en el piso, no hay ninguno del que pueda extraerse la conclusión indubitada de que Marta fuera golpeada, violada y muerta en el piso de León XIII, siendo perfectamente posible que todo pudiera suceder en otro lugar no determinado", dice el abogado de María, José Antonio Salazar, en un escrito al que ha tenido acceso Efe. Añade que su cliente ha declarado en cuatro ocasiones y siempre ha dado la misma versión: que estuvo estudiando esa noche en el piso.

Añade que como "carecen de la más mínima credibilidad" las versiones de Miguel y El Cuco, "la incredulidad de sus testimonios debe alcanzar también al lugar donde tuvo lugar la muerte".

El letrado José Manuel Carrión, que defiende a Javier, destaca la "inconsistencia de las acusaciones, basadas en conjeturas y elucubraciones" sobre lo ocurrido, y para defender la inocencia de su cliente pide que declaren un total de 90 testigos, incluidos 22 policías y los padres de Marta, y también que se presenten 38 pruebas periciales.

Manuel Caballero, el abogado de Samuel, ha presentado un escrito en que simplemente niega la autoría de los hechos pero no hace un relato alternativo de lo ocurrido aquella noche.

Miguel ignora dónde está el cuerpo. La abogada de Miguel ha propuesto "una prueba para así apoyar la tesis de la defensa de que mi defendido desconoce el paradero del cadáver de la joven", que se celebraría en una audiencia preliminar, según detalló ayer en un conciso comunicado.

Corresponde a un tribunal popular. Los cuatro abogados defensores han pedido que se replantee que el caso sea visto por un jurado y han reclamado que lo enjuicie un tribunal profesional, al hilo de un acuerdo del Tribunal Supremo que establece que es la intención del agresor la que debe determinar si se enjuicia de una u otra forma. En este caso, el asesinato u homicidio corresponde a un jurado, pero una violación sería competencia de un tribunal profesional. Si todo comenzó como un intento de agresión sexual, podría corresponderle a un juez. El magistrado del caso deberá convocar una audiencia preliminar para decidirlo.

El crimen pudo suceder en otro lugar. "Pese a los 35 análisis de restos recogidos en el piso, no hay ninguno del que pueda extraerse la conclusión indubitada de que Marta fuera golpeada, violada y muerta en el piso de León XIII, siendo perfectamente posible que todo pudiera suceder en otro lugar no determinado", dice el letrado de María, que añade que "pese al concienzudo examen" de la Policía Científica, ninguno de los siete vehículos accesibles a los acusados tiene signos de haber trasladado el cuerpo.


  • 1