Cultura

La abolición de la fiesta en Cataluña: motivos para la esperanza

El grupo socialista catalán no pedirá nueva votación secreta.

el 22 dic 2009 / 20:40 h.

El panorama taurino en Cataluña ya no es tan sombrío como se había pintado en un principio. Lo ajustado de la votación del pasado día 18 -el debate sigue adelante por ocho votos de diferencia en votación secreta- y la nueva actitud del PSC podría hacer cambiar la ecuación abolicionista, permitiendo rechazar la iniciativa legislativa popular que sí cuenta con el apoyo de los grupos de ICV y Esquerra Republicana de Catalunya y el rechazo decidido de PP y Ciutatans, que presentaron las enmiendas a la totalidad de la iniciativa popular que fueron rechazadas en la votación del pasado viernes.

La actitud que tome a partir de ahora el grupo parlamentario de CiU será fundamental para hacer prosperar la propuesta en el debate definitivo aunque, en un principio, el grupo mantendrá la libertad de voto entre sus parlamentarios, según señaló recientemente su líder, Artur Mas.

Según ha declarado el portavoz del PSC, Miquel Iceta, los resultados que arrojó esa votación obligarán ahora a los grupos a "mojarse" en el debate definitivo. El PSC, que también había dado libertad de voto a sus parlamentarios entonces, entiende ahora que los grupos parlamentarios tienen que pronunciarse abiertamente sobre el espinoso asunto sin que, a su juicio, tenga sentido una nueva votación secreta.

Por otra parte, Iceta ha reiterado que el PSC buscará soluciones de "máximo consenso" en la ponencia, aunque no ha aclarado qué opciones barajan los socialistas catalanes, que ya dejaron claro el viernes que no son partidarios de las prohibiciones. El debate sigue abierto y podría brindar sorpresas.

Hablan desde Andalucía:


*Eduardo Dávila Miura: El diestro sevillano abre una puerta al optimismo: "Estoy contemplando todos estos acontecimientos con preocupación. En cualquier caso, las previsiones que se habían dibujado eran mucho más desfavorables hacia el sector taurino y la diferencia final ha sido mucho más ajustada: tenemos motivos para ser optimistas. Posiblemente en la siguiente votación no habrá problemas", señala el matador de toros sevillano.

"Todo lo que está pasando puede ser positivo, puede venir bien este efecto reacción que está implicando a sectores de la cultura y a otros ámbitos ajenos al mundo del toro. Puede ser un momento bueno para darnos cuenta de que no estamos tan solos. Hace poco, el nuevo reglamento taurino vasco suponía una protección de la fiesta en esas provincias, y el apoyo francés es fundamental. Me huele que la votación definitiva será favorable para nosotros", concluye Dávila.

*Alfonso Guajardo-Fajardo: El teniente de hermano mayor de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla se muestra especialmente crítico con la politización de esta iniciativa popular de cariz abolicionista: "El proceso de abolición de la fiesta de los toros en Cataluña es un tema esencialmente político. Contemplando estos acontecimientos, se me viene a la cabeza el brillante pregón taurino pronunciado por Fernando Savater en el Teatro Lope de Vega ironizando con la declaración de Barcelona como ciudad antitaurina diciendo que había que declarar a Sevilla ‘ciudad libre de la butifarra".

Según la apreciación del teniente de la corporación nobiliaria, "son los independentistas los que están moviendo este tema y estoy absolutamente seguro de que si la prohibición fuera a cara descubierta, no prosperaría esta propuesta. Muchos de los que han votado a favor de la iniciativa lo han hecho tapándose la cara".

*José Antonio Soriano: Desde su anterior condición de director general de Juegos y Espectáculos de la Junta de Andalucía, José Antonio Soriano impulsó decididamente la redacción de una nueva reglamentación taurina andaluza. Desde el punto de vista del hoy director general de la Administración Pública Andaluza, "la fiesta en Cataluña se circunscribe actualmente a los pocos espectáculos que da la Monumental de Barcelona y tiene muy poco sentido prohibir lo que sólo es residual. Es algo que se puede volver en contra de los que lo promueven".

Para Soriano, "lo que se está dilucidando es la modificación de la actual ley de espectáculos en Cataluña y aunque las personas y colectivos que alientan merecen todo el respeto, las motivaciones políticas no tienen nada que ver con la protección y el amor a los animales. Reitero que se trata de prohibir algo que ya es residual y se les va a volver en contra".

*Salvador Távora: Según señala el director de La Cuadra: "Tenemos que distinguir entre la fiesta del toro como espectáculo reglamentado y la fiesta en sí misma. Lo que se quiere prohibir ahora es en realidad el espectáculo reglamentado". Tal y como señala Távora, "a lo largo de la historia se han hecho muchas modificaciones en el desarrollo de la lidia que han permitido humanizar la lidia. El problema es que ahora parece que ninguna de las dos partes están dispuestas a hacer concesiones para llegar a un punto medio", explica el dramaturgo, que vistió el traje de luces antes de dedicarse a la escena.

Según su testimonio, "ahora no estamos ante un espectáculo libre, se trata de un desarrollo reglamentado en el que podrían caber modificaciones para su supervivencia. Creo que en Cataluña hay gente perfectamente capaz de darle la solución más apropiada a este asunto", apostilla.

  • 1