Local

La Abuela de Dos Hermanas luce en su nuevo trono de plata

el 26 jul 2010 / 18:33 h.

TAGS:

Por la mañana se notaba el calor en toda la ciudad, y en estas fechas siempre se teme que por la noche no bajen las temperaturas y se perjudique la salida de Santa Ana. Pero lo hace siempre, y la patrona de Dos Hermanas salió de la iglesia Santa María Magdalena a las 21.00 horas, bajo la atenta y emocionada mirada de Antonio Gavala, el hermano mayor de Valme que vivirá su última fiesta patronal en el cargo.


Deja su cargo tras haber recuperado gran parte del patrimonio de la corporación, después de haber creado el archivo y de haber iniciado los ciclos formativos, esto último de lo que está más orgulloso. Ocho años, y dos mandatos, muy positivos en su opinión, "sobre todo por el equipo" que le acompaña en la tarea.


La abuela de Dos Hermanas, como la llaman los devotos cariñosamente, salió a la plaza de la Constitución como siempre, pero no siguió por la calle Antonia Díaz como el año pasado, sino que tiró por La Mina, para llegar a plaza del Emigrante. Pocos de los que estaban allí habían visto que la imagen pasara por este lugar, ya que la última vez fue hace 65 años, en 1945. Esta junta de gobierno quiere acercar la devoción lo máximo posible y en cada edición trata de modificar el recorrido para que todo el mundo la vea. Más tarde dobló por la calle Romera y pasó por Manuel de Falla para incorporarse de nuevo a Antonia Díaz y hacer su recorrido habitual por el centro de la ciudad.


Santa Ana iba en su nuevo trono, que se estrenaba este año pero que se terminará el que viene, diseñado al estilo gótico mudéjar por Ramón León Peñuelas, de Triana. El trono está hecho de madera caoba y con aplicaciones en plata. En la parte trasera del sillón se veían las figuras de las dos hermanas: Elvira y Estefanía, enmarcadas en una portada gótica.

  • 1