Cultura

La actriz Ángela Molina, en la piel de 'La dama del mar' de Ibsen

Un simple vistazo al programa de La dama del mar, la obra que llega esta noche (21.00 horas) como estreno absoluto al Teatro Lope de Vega de Sevilla, da una idea de la envergadura de la propuesta. El texto lo firma Henrik Ibsen, con versión de Susan Sontag. (Foto: Javier Cuesta).

el 15 sep 2009 / 01:32 h.

Un simple vistazo al programa de La dama del mar, la obra que llega esta noche (21.00 horas) como estreno absoluto al Teatro Lope de Vega de Sevilla, da una idea de la envergadura de la propuesta. El texto lo firma Henrik Ibsen, con versión de Susan Sontag.

A la dirección, un genio contemporáneo como el estadounidense Robert Wilson. Y en el reparto, una estrella del celuloide ibérico como Ángela Molina, y un acreditado corredor de fondo de la escena teatral como Manuel de Blas.

Por si no fueran suficientes lujos, cabe destacar que el vestuario pertenece al célebre diseñador Giorgio Armani y la música al no menos prestigioso compositor Michael Galasso. Los actores Lara Grube, Carlota Gaviño, Agustín Sasián y Damià Plensa completan el reparto.

La propuesta de este fabuloso equipo gira en torno a la historia de Ellida, una mujer cuyos primeros años de vida fueron de gran libertad personal viviendo junto al bravo mar de Noruega con su padre, después de la muerte del cual se casó con un viudo mayor con dos hijas y se encontró atrapada, lejos del mar.

Escrita con posterioridad a sus dos textos más emblemáticos, La casa de muñecas y Peer Gynt, Ibsen combina en La dama del mar una fuerte presencia simbólica de la naturaleza con la constante obsesión por la realización de la individualidad. Sin embargo, cualquier aproximación al texto supone sin duda una reducción cuando es Robert Wilson quien lleva la batuta sobre las tablas. Caracterizado por una impresionante capacidad para ir más allá de la letra escrita, jugando con otros elementos escénicos como la luz o el gesto -en definitiva, usando recursos visuales como motor principal del montaje- el teatro de este director texano nunca deja indiferente a nadie.

"El lenguaje visual es universal", aseveró Wilson en la presentación de este espectáculo en Sevilla, la semana pasada. En el mismo acto, afirmó también que Ibsen, en principio, no le gustaba. De ese aparente divorcio cabe esperar que surja sobre el escenario del Lope de Vega -también mañana, pasado y el sábado- una reconciliación deslumbrante.

  • 1