Local

La acusación particular recurre la salida de prisión del acusado por el accidente de Tablada

Considera que "contradice lo acordado por el auto de la Audiencia Provincial" que  decretó la prisión provisional del acusado por encontrar "riesgo de  fuga"

el 01 ago 2012 / 13:58 h.

TAGS:

La acusación particular en el caso del accidente de Tablada, ocurrido el 30 de octubre de 2011 en Sevilla capita l, ha presentado un escrito contra la libertad provisional del acusado , decretada el pasado 23 de julio por parte de la jueza de lo Penal número 8 de Sevilla, según ha informado Manuel Parrilla, abogado de la acusación particular, a Europa Press.

La acusación particular considera que la decisión judicial "contradice lo acordado por el auto de la Audiencia Provincial" que decretó la prisión provisional del acusado por encontrar "riesgo de fuga" teniendo en cuenta la "elevada" pena que se le podría imponer a Javier S.R., el joven de 25 años acusado de provocar el accidente que costó la vida a una pareja de jóvenes.

Tras suspenderse el juicio el pasado día 18 de julio y aplazarse hasta el 21 de septiembre, el letrado de la defensa solicitó la puesta en libertad de su cliente recordando los casos de José Ortega Cano o 'Farruquito', "que no entraron en prisión preventiva" a pesar de tratarse de un delito "de similares características".

En respuesta a dichas declaraciones, Manuel Parrilla ha coincidido en que sí existe un arraigo comparativo, "pero en perjuicio" de sus clientes". Desde el punto de vista de Parrilla el caso actual "es comparable con el caso de Paseo Colón, que se iguala en gravedad", y en el que el acusado permaneció en prisión preventiva hasta el momento del juicio.

En ese caso, la defensa pidió en dos ocasiones la libertad provisional para el acusado, "y en dos ocasiones le fue denegada". En este sentido, Parrilla ha recalcado que piden que "la Audiencia se reafirme en lo que el 24 de abril se acordó", solicitando de ese modo que Javier S.R. permanezca en prisión provisional hasta la celebración del juicio, fechada para el próximo 21 de septiembre.

"Es un caso muy grave --ha remarcado el abogado de la pareja fallecida--, es un caso en el que hay conducción temeraria, que el accidente no ha sido por falta de pericia al volante a causa del alcohol ingerido".

El pasado 24 de abril, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial rechazó su puesta en libertad al entender que existe riesgo de fuga por la "elevada" pena que se podría imponer al acusado. "El riesgo de que intente sustraerse a la acción de la Justicia cabe inferirlo razonablemente de las elevadas penas imponibles, que podrían representar un importante estímulo para que pretendiese eludirlas si se accediera a su libertad", argumentó.

LA FISCALIA PIDE CINCO AÑOS DE CARCEL

La Fiscalía, al igual que la acusación particular, pide para el acusado cinco años de cárcel, el pago de una multa de 4.320 euros y la prohibición de conducir vehículos a motor y ciclomotores durante diez años por un delito de conducción temeraria y dos de homicidio imprudente. Además, pide que indemnice con 99.775,96 euros a los padres del joven fallecido y con 18.141,08 a cada uno de sus hermanos menores de cinco y diez años de edad.

Asimismo, solicita que indemnice con la misma cantidad a los padres de la joven víctima del accidente y a su hermana de 12 años de edad. Además, pide que indemnice con 2.970 euros al dueño del Peugeot en el que circulaban las víctimas.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el fiscal relata que el día 29 de octubre de 2011 el acusado, sin antecedentes penales, se trasladó desde su domicilio en Coria del Río hasta Sevilla con unos amigos para pasar el día, habiendo tomado alcohol "en cantidad no determinada".

CONSUMO DE ALCOHOL

En hora no concretada, volvió a su domicilio para cenar y regresó a Sevilla conduciendo un coche propiedad de su tía, tras lo que "continuó de fiesta, ingiriendo alcohol en tal cantidad que le inhabilitaban para conducir por pérdida de reflejos, atención y demás condiciones psicofísicas necesarias para mantener las habilidades imprescindibles para un manejo seguro" de un coche.

Sobre las 5,30 horas del 30 de octubre, el acusado enfiló la avenida Juan Pablo II, junto a la explanada de la Feria, para volver a su domicilio, todo ello mientras conducía "de forma despreocupada y sin la más mínima diligencia" a una velocidad de 98,25 kilómetros por hora en un tramo urbano limitado a 50 km/h.

Según el fiscal, el imputado circulaba por una vía "recta, perfectamente iluminada, sin obstáculo alguno que le impida la visión ni en su trazado ni en las vías adyacentes que confluyen en ella", por lo que "necesariamente tuvo que advertir en su trayectoria la existencia de dos semáforos que le vinculaban y que cambiaban a fase roja".

SE SALTO DOS SEMAFOROS EN ROJO

Los semáforos guardaban una distancia entre ambos de 68,95 metros, prosigue el fiscal, que añade que, pese a ello, "no redujo la velocidad para detenerse, con la clara intención de sobrepasar los dos, aunque pudo apreciar la existencia de un vehículo que estaba detenido en el semáforo de la calle Costillares, para acceder a la glorieta antes descrita por su derecha, y que iniciaba la marcha al cambiar a fase verde su semáforo".

Como consecuencia de lo anterior, "y sin realizar ninguna maniobra evasiva ni frenar", el coche del acusado se empotró frontalmente contra el lateral derecho del Peugeot conducido por las víctimas, A.A.M., de 25 años, y su novia, R.M.R., de 20 años, falleciendo ambos en el acto como consecuencia del "brutal" impacto, ya que sufrieron la destrucción de centros vitales y cerebrales, así como politraumatismos craneal, torácico y abdominal.

Una dotación de la Policía Local que acudió al lugar de los hechos pudo apreciar en el acusado síntomas "propios" de embriaguez, tales como "fortísima" halitosis alcohólica, ojos "muy enrojecidos y vidriosos", "gran" somnolencia e "incoherencia" en sus manifestaciones. De este modo, el imputado arrojó 2,11 gramos de alcohol etílico por litro de sangre, con lo cual cuadruplicaba lo permitido en el momento del accidente.

  • 1