domingo, 17 febrero 2019
06:26
, última actualización
Economía

La aeronáutica andaluza crea empleo de mayor cualificación

El sector regional cerró 2009 con unas ventas de 1.541,2 millones de euros, el 8,8% más, y generó 1.231 nuevos empleos, la práctica totalidad en la industria auxiliar.

el 18 jun 2010 / 11:59 h.

Antonio Gómez, Antonio Ávila y Antonio Valverde, ayer en el Centro de Empresas de Aerópolis.

Como si la coyuntura económica no fuera con ella, la industria aeronáutica andaluza selló en 2009 un ejercicio con tasas de crecimiento tanto en facturación como en empleo. Las ventas aumentaron un 8,8%, hasta contabilizar 1.541,2 millones de euros, mientras que el sector fue capaz de generar 1.231 nuevos puestos de trabajo, la práctica totalidad de ellos por las pymes auxiliares.

En un sector al que tradicionalmente se le ha achacado su excesiva especialización en actividades de poco valor añadido como los mecanizados o la chapistería, resulta llamativo que la creación de empleo redundara con más fuerza en los profesionales de mayor cualificación -directivos, ingenieros y licenciados-, colectivo en el que aumentó un 35%, y en operarios cualificados (el 13,6% más), y que se produjera en tareas con mayor valor añadido, como los departamentos de ingeniería, donde creció un 51%.

Son datos del resumen del Informe Estadístico del Sector Aeronáutico que ayer presentaron el consejero andaluz de Economía, Antonio Ávila, y el director de IDEA, Antonio Valverde.

Se trata, a juicio de Antonio Gómez, presidente del Consejo Empresarial de la Fundación Hélice, de la plasmación del cambio que se está produciendo en el empresariado andaluz, cada vez más consciente de que hay que salir fuera a pelear los contratos y que busca más la generación de valor en su actividad.

Pero ¿cómo es posible que en 2009, año marcado por los retrasos de programas estrella como el A400M, el A350 o el A380, las pymes andaluzas consiguiesen mejorar tanto sus números en un contexto dominado por una crisis global?

La explicación, según fuentes de la Administración, estriba en el esfuerzo de las empresas por no depender tanto de Airbus -en sus ramas civil y militar- y diversificar más los clientes. De hecho, la carga de trabajo de firmas como Boeing, Embraer, Bombardier o Eurocopter supuso ya el 21% de su negocio.

Pero además, aunque la dependencia de Airbus sigue siendo elevada, las empresas andaluzas no han notado bajada de pedidos de otros programas como el A320, A330 o A340.

Otras fuentes del sector consultadas precisaron que en 2009 se logró sostener la tendencia de crecimiento de los últimos años, pero que es probable que en 2010 las cifras se resientan.

Con estos números, la comunidad -con 130 empresas que se concentran en un 90% en el eje Sevilla-Cádiz-, se consolida como segundo polo aeronáutico del país y aumenta su peso sobre el conjunto de la facturación nacional -ya alcanza el 24,1%- y representa el 24,7% de todo el empleo relacionado con la aeronáutica española, al contabilizar 8.786 puestos de trabajo.

El informe se presentó en un acto en el que se inauguró oficialmente el Centro de Empresas de Aerópolis, que nace para apoyar las estrategias de crecimiento de las empresas del sector, y en el que se han invertido 12,6 millones de euros.

  • 1