Deportes

La AFE mete miedo al Betis

La Asociación de Futbolistas Españoles advirtió ayer al Betis de que corre el peligro de descender de categoría si no satisface sus deudas con la plantilla antes del 31 de diciembre.

el 23 sep 2010 / 21:06 h.

Luis Oliver y José León, en la ciudad deportiva.
La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) envió ayer un mensaje bastante inquietante al Betis. El director de sus servicios jurídicos, Santiago Nebot, vino a decir que la amenaza del descenso administrativo es real como la vida misma y que piensan "llegar hasta el final" si la entidad no satisface la deuda que mantiene con parte de la plantilla. "En otros clubes no se denuncia porque los jugadores saben que van a cobrar, pero en el Betis sí va a haber denuncias", advirtió el abogado. En Heliópolis son menos tremendistas a la hora de otear el futuro inmediato y fuentes del consejo de administración aseguran que el problema económico con los futbolistas está "controlado".

La situación es tal como sigue. El Betis debe cerca de 10 millones de euros a su plantilla y está intentando llegar a un acuerdo con los futbolistas para abonarles las cantidades correspondientes en distintos plazos. El sistema hasta hace unos meses ya fue descrito por el presidente, José León: a los futbolistas se les pagaba el 20% de su sueldo en primera instancia y el 80% al final. El club piensa invertir ahora esa cuenta y su objetivo es que los jugadores hayan cobrado el 80% de su ficha de esta campaña al final de la temporada y el resto, en varios plazos. Para ello está hablando con los profesionales y la versión del Betis es que de aquí a unas semanas llegará a un acuerdo con todos. Desde el consejo de administración se afirma que hay una provisión de fondos para paliar ese problema y que una vez agotados esos recursos solicitará un crédito a un banco con el que ya se ha apalabrado el asunto.

La impresión de la AFE no es tan optimista. "Si a 31 de diciembre hay deuda con los futbolistas, hay una sanción administrativa que implica el descenso de categoría. Si antes del 30 de junio no se satisface la deuda al cien por cien, el equipo desciende", advirtió ayer Nebot en Canal Sur. El descenso, obviamente, se produce si existe una denuncia del jugador o los jugadores acreedores, en cuyo caso se convoca una comisión mixta de la AFE y la Liga de Fútbol Profesional (LFP). La AFE parece muy convencida de que esas denuncias existirán en el caso del club de Heliópolis, pero en el consejo de administración reiteran que está "todo controlado" y además se preguntan por qué la AFE no ha hablado de descenso en casos como los del Mallorca, el Levante o el Xerez, que como el Betis debían dinero a sus futbolistas y optaron por acogerse a la ley concursal.

LA LEY CONCURSAL. Precisamente del concurso de acreedores habló también Nebot. "La ley concursal no está hecha para los clubes de fútbol porque los acreedores prioritarios son los trabajadores con un tope del triple del salario mínimo. Es decir, unos 2.000 euros", explicó. Como es obvio, la mensualidad de cualquier futbolista está muy por encima de ese límite, lo cual perjudica a los jugadores a la hora de cobrar. Según el club, la admisión de la ley concursal por parte de un juez también acabaría con la amenaza del descenso administrativo, ya que es una norma de rango superior a la legislación deportiva.

Nebot, que representó a los nueve jugadores que reclamaron 3,4 millones de euros al Levante -entre ellos el ahora presidente de la AFE, Luis Manuel Rubiales-, también recordó que existe un fondo de garantía para los profesionales de Segunda A con los que los clubes no alcancen un acuerdo. Ese fondo sólo es de tres millones de euros para toda la categoría, así que "no hay garantía de que haya un cobro total" en el caso del Betis, admitió Nebot.

  • 1