viernes, 22 febrero 2019
00:32
, última actualización
Deportes

La afición del Sevilla comienza a tomar Barcelona

el 18 may 2010 / 14:56 h.

Los aficionados han llegado a Barcelona.

Las calles de Barcelona van poco a poco tiñiéndose de blanco y rojo. Desde primera hora de la mañana, aficionados del Sevilla y del Atlético de Madrid se pasean por la Ciudad Condal a la espera del inicio del partido. El ambiente va en aumento con el paso de las horas y los corazones laten cada vez más aprisa.

Más de 80.000 seguidores llegados en vehículos particulares, trenes, autobuses y aviones se darán cita mañana en las gradas del Camp Nou para ver a su equipo luchar por ser campeón de la Copa del Rey. Habrá más colchoneros -en torno a 44.000, muchos de ellos sin entrada- que sevillistas (unos 35.000, según la organización). Pero, como dice Del Nido, "los sevillanos valen por tres".

Muchos aficionados ya han llegado a Barcelona para aprovechar al máximo la fiesta del fútbol. Como no podía ser de otra forma, los nervionenses lo han hecho ataviados con réplicas del sombrero que ha hecho popular José María del Nido. Considerado ‘objeto talismán' tras dejar en la cuneta a rivales como Barcelona, Deportivo y Getafe después de que el presidente de la entidad lo luciera cada partido en el palco, los sevillistas han hecho del sombrero un acompañante más, y así se ve por todos los rincones: estaciones, aeropuertos, calles...Desde el mediodía, el equipo vela armas en su hotel de concentración, el NH Constanza. Llegó en vuelo chárter, con Del Nido a la cabeza y todos los integrantes del plantel formando parte de la expedición, a excepción de Luis Fabiano, en Brasil, y el barcelonés Fernando Navarro, que les esperaba en su ciudad natal. Junto a ellos, Javi Navarro, vestido incluso con el traje oficial del plantel. El gran capitán que alzó los cinco títulos estará presente en la final para arropar a los futbolistas, que esta tarde se entrenarán en el escenario del partido, justo después de que lo haga el Atlético.

Mientras tanto, la afición del Sevilla vive y disfruta la final. Muchos seguidores se encuentran ya en Barcelona, dando colorido fundamentalmente a Las Ramblas; el resto comienzan a llegar en aviones -con inquietud por aquello de que la nube de ceniza obligase al Atlético a adelantar su viaje a Barcelona y por el regreso a San Pablo sin que el aeropuerto opere durante gran parte de la madrugada.

Esta noche, hasta 171 autobuses contratados por el club trasladarán a varios miles de sevillistas hasta tierras catalanas. Se da la circunstancia de que, al ser día laborable, la disponibilidad de autocares no era fácil, pero las gestiones han llegado a lugares como Marruecos o Portugal, además de a todas las comunidades españolas, y se han podido fletar esos 171. Esta cifra, según Del Nido, supone una organización sin precedentes de un desplazamiento masivo no ya sólo para asistir un partido sino para cualquier tipo de acto.
Mañana, como ya ocurriera en Madrid, el Sevilla ha habilitado la Fan Zone, lugar donde se concentrará la afición nervionense. En concreto, será en el Parc de Bederrida, muy cerca del Camp Nou. Cabe reseñar que la Fan Zone sólo estará disponible mañana, día de la final. Se abrirá al público a las 11.30 horas y se cerrará en el momento que se abran las puertas del estadio, es decir, a las 19.30 horas.

La Fan Zone será el punto de encuentro de todos los aficionados que acudan a la gran fiesta del fútbol y en ella se llevarán a cabo numerosas actividades repartidas en sus más de ocho mil de metros cuadrados. Entre ellas, destaca el discurso que Del Nido, quien arengará a los sevillistas en las horas previas a la final, en concreto a las 13.30.

Asimismo, según detalla el club, se han habilitado cientos de metros lineales de barras distribuidos en tres carpas donde los aficionados del Sevilla podrán adquirir todas las consumiciones a 1€: bocadillos variados, perritos y bebidas a ese precio único.

La fiesta estará amenizada por Tony Aguilar, presentador del programa Del 40 al 1. Además, hay previstas otras muchas sorpresas preparadas por el club para amenizar las horas previas a la gran final.

  • 1