Local

La afiliación de inmigrantes cae 16 puntos en un año a causa de la crisis

Emigrar no es fácil, y menos aún cuando las garantías de lograr un empleo en tierra ajena se reducen por una crisis que se augura larga. Por eso, afirma el Ministerio de Trabajo e Inmigración, las afiliaciones de extranjeros a la Seguridad Social se han reducido 16 puntos en apenas un año.

el 15 sep 2009 / 22:36 h.

TAGS:

Emigrar no es fácil, y menos aún cuando las garantías de lograr un empleo en tierra ajena se reducen por una crisis que se augura larga. Por eso, afirma el Ministerio de Trabajo e Inmigración, las afiliaciones de extranjeros a la Seguridad Social se han reducido 16 puntos en apenas un año. En diciembre se contaban 29.000 en Sevilla.

El informe de afiliaciones perteneciente al mes de diciembre de 2008 constata una tendencia generalizada en España: la llegada de inmigrantes en busca de trabajo ha dado un frenazo en seco. Y el motivo es más que evidente: no es seguro emprender la aventura de emigrar a un país en recesión, donde se auguran cuatro millones de parados en un horizonte que ya se antoja cercano y casi se toca con los dedos.

En el caso de la provincia de Sevilla, al cierre del año la Seguridad Social anotaba 29.127 afiliaciones de extranjeros, 21.000 de ellos de países no comunitarios, en su mayoría marroquíes, ecuatorianos y colombianos. Esta cifra supone una subida del 11,43% respecto a las anotadas en diciembre de 2007, pero aunque la tendencia es al alza, nada tiene que ver con los boyantes datos de hace un año.

Por aquel entonces las afiliaciones en Sevilla crecían a un ritmo del 27,55%, es decir, 16 puntos por encima de lo que lo hacen ahora. Si entre 2006 y 2007 se registraron casi 6.000 nuevas afiliaciones, entre 2007 y 2008 no llegan a 3.000. "La situación en Sevilla se puede denominar de estancamiento", sostienen en este sentido desde el ministerio.

No tan mal. La situación, se subraya desde Trabajo e Inmigración, no es preocupante en esta zona ya que, aunque los datos no sean excesivamente positivos, "Sevilla no está entre las provincias más afectadas por el cambio de tendencia". Sólo en Andalucía, es la única provincia, junto a Córdoba y Huelva, en la que las afiliaciones crecen, pues en todas las demás se pierden altas -especialmente duro es el caso de Málaga, donde se han producido casi un 9% menos de registros-.

En toda Andalucía las afiliaciones apenas han subido un 0,85% de media y también han bajado cuatro puntos respecto a los registros de 2007, lo mismo que en el resto del país. El ministerio confirma que casi el 50% de los inmigrantes dados de alta en Sevilla y su provincia pertenecen al régimen general, mientras que otro 27,6% cotiza en el agrario y un 13% más aparece como autónomo.

Menos en hogares. Estos datos no difieren de los registrados en 2007, pero sí hay sorpresas en el cuarto pedazo de la tarta que más trabajo dejaba entre los foráneos: el sector del hogar. No pasan del 9,2% los extranjeros que en diciembre pertenecían a este régimen, cuando justo 12 meses antes acaparaban el 16%. Dos razones explican ese vuelco, según los técnicos del Gobierno: primero que los sevillanos están empezando a aceptar esos puestos de limpiador o de cuidador que hasta ahora denostaban, porque les hace falta el empleo sí o sí. Y segundo, porque desde otoño el trabajo de asistente de hogar ya no está catalogado como ocupación de difícil cobertura, aquellas que se ofrecían preferentemente a los extranjeros porque los nacionales no los cubrían y seguía habiendo demanda. En este sentido, hay que recordar que el Ejecutivo sacó de su catálogo este oficio precisamente para intentar reducir el paro entre los españoles (la tasa de paro en Sevilla es del 19,72%, según la última Encuesta de Población Activa).

Por sectores de actividad, el que más trabajo da a los extranjeros es la hostelería, seguido del comercio y/o la reparación de vehículos a motor, la construcción y las actividades inmobiliarias y/o servicios a empresas. La construcción antes fluctuaba siempre entre el primer y el segundo puesto, pero la crisis del ladrillo ha reducido su actividad en cuatro puntos.

  • 1