Cofradías

La agria resaca de una dolorosa victoria

La inapropiada celebración de los resultados electorales en la Basílica son el último reflejo de unas elecciones para nada modélicas

el 11 nov 2013 / 21:28 h.

TAGS:

Sevilla 10 11 2013: Votaciones Macarena

FOTO:J.M.PAISANOLas elecciones macarenas no han sido modélicas. Ni en su planteamiento –con dos listas surgidas de la misma mesa de oficiles– ni en su nudo ni siquiera en su desenlace. Tampoco en la inapropiada celebración de los resultados, ya metidos en la madrugada de ayer, que proclamaron a Manuel García como el timón de la Esperanza durante los próximos cuatro años. En el interior de una Basílica abarrotada se desataron demasiadas emociones y se dio rienda suelta a las tensiones acumuladas en las últimas semanas. Basta con presenciar unos minutos del vÍdeo de TeleSevilla que circula por internet para que el orbe capillita ande hoy un tanto sonrojado viendo a los nuevos oficiales de junta de la Macarena comportándose como verdaderos hooligans del cofraderío local celebrando la victoria electoral ante el rostro de sus rivales con los puños cerrados, haciendo piña como si festejaran un gol, coreando nombres y ovacionando uno por uno a los cargos de la alineación ganadora en las urnas. Sólo faltaba Manolo Melado haciendo de speaker y gritando aquello de “Macarenos del universo....”. Amagos de palmas por bulerías, aplausos en el oído de los rivales y hasta algún corte de manga que no recogieron las cámaras. Todo vergonzoso. El aire de revanchismo que destila esta inapropiada celebración en plena Basílica, ante la mirada de la Macarena, no es más que el último reflejo de unas elecciones entre hermanos en las que no siempre se ha jugado limpio y donde se ha forzado demasiado la maquinaria electoral. Agustín Bello-Conde firmaba ayer una carta en la que destacaba la “altísima participación” de los hermanos y felicitaba “sinceramente” al ganador. Manuel García, por su parte, publicaba asimismo una carta de agradecimiento a sus hermanos insistiendo en que “sólo tenemos un concepto de hermandad donde caben todos”. Ojalá se cierren pronto las heridas.

  • 1