Economía

La agricultura se sube al tren de la innovación

Desde hace ya algunos años, la Andalucía de la vid y el olivo es además la Andalucía de la innovación industrial. Las tecnologías también son el presente y el futuro en la vida agrícola, gracias al Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera.

el 14 sep 2009 / 21:07 h.

Desde hace ya algunos años, la Andalucía de la vid y el olivo es además la Andalucía de la innovación industrial. Las tecnologías también son el presente y el futuro en la vida agrícola y el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) ha cogido con fuerza las riendas del progreso.

La idea de economía arraigada a la aceituna, el aceite y la vida agraria no está obsoleta, pero sí muy modernizada. El trabajo diario y los resultados obtenidos en este campo no son ni sombra de lo que eran y las tecnologías tienen mucho que ver en ello. En la actualidad, la innovación es sinónimo de futuro en casi todos los ámbitos de la vida y la Junta de Andalucía no ha dudado en sacar de ella el máximo provecho aplicándola también al sector agrícola.

La locomotora que tira de este tren hacia el progreso es el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) y pertenece a la Consejería de Innovación desde el año 2004 -aunque nació como entidad autónoma un año antes-. Desde entonces, este organismo público de investigación mantiene su compromiso de orientar su actividad hacia las necesidades de los sectores agrario y pesquero, de impulsar la innovación tecnológica en ellos y de coordinar su actuación con las instituciones públicas y privadas.

El IFAPA cuenta con una plantilla de más de 750 trabajadores y ha abordado el año que está a punto de finalizar con un presupuesto de 67 millones de euros. La trayectoria del Instituto ha sido ejemplar y en tan sólo dos años ha duplicado sus proyectos de investigación hasta 146 actualmente y que acometen más de 200 expertos que realizan sus trabajos en los 19 centros que el IFAPA tiene en las ocho provincias.

El secreto del éxito está en saber escuchar las necesidades del sector agropecuario y la industria agroalimentaria y en desarrollar una investigación de calidad dirigida siempre a impulsar una cultura empresarial innovadora. Para ello, este organismo ha apostado desde el principio por la investigación de calidad en la producción agraria, protección de cultivos, mejora y biotecnología, recursos naturales, tecnología postcosecha, economía y sociología agraria, recursos pesqueros y acuicultura y, por último, producción ecológica.

Agua, aceite y biodiésel. Uno de los puntos de atención del IFAPA ha sido precisamente el protagonista del próximo año, el agua. Para ello, esta corporación ha cocinado diferentes proyectos relacionados con la eficiencia en el uso de este recurso natural, entre los que destacan la teledetección aplicada a la gestión de riego o el diseño y aplicación de un controlador específico de riego para cultivos en invernadero.

Pero la innovación llega aún más lejos y, además, el Instituto ha firmado un convenio con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para potenciar su red on line de formación y asistencia al regante en una plataforma nacional que suma un presupuesto de 291.000 euros.

Otro de los protagonistas en el Instituto de Investigación y Formación Agraria es uno de los iconos más significativos de la gastronomía andaluza, el vino. Así, la obtención de licores enriquecidos en estilbenos a partir de variedades autóctonas andaluzas es una de las líneas de investigación más importantes que lleva a cabo un equipo del Centro Rancho de la Merced en Jerez de la Frontera (Cádiz), mientras que en olivar y aceite de oliva, el IFAPA lidera actuaciones como el proyecto Nirolivo, dedicado al desarrollo y la optimización de métodos rápidos de análisis de la aceituna para mejorar la genética del olivo.

Presupuesto 2008. A finales del mes pasado, el IFAPA celebró en la sede de la Consejería de Innovación en Sevilla el Consejo Social 2007, donde se sometió a aprobación la memoria de 2006, así como el anteproyecto de presupuesto del Instituto para 2008 y el plan anual de actuación para el próximo ejercicio. La presidenta del organismo, Carmen Hermosín, avanzó a los miembros del Consejo que el Instituto elevará su partida anual en un 9% -hasta alcanzar los 72,8 millones de euros- respecto a 2007 (67 millones).

La presidenta adelantó la apuesta por las tecnologías de producción sostenible y el aprendizaje on line en el nuevo programa de formación. Según concretó, el próximo año ya estará disponible una plataforma de gestión de conocimiento dirigida a gerentes de cooperativas, agricultores y técnicos de la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía, que podrán recibir asesoramiento a través de consultas en la red o telefónicas.

  • 1