domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización

La alcaldesa de Bormujos en el alambre

El PP regional muestra la puerta de salida a Ana Hermoso, imputada por cohecho.

el 18 nov 2014 / 10:30 h.

bormujos «Las medidas contra la corrupción del PP se resumen en un artículo bien sencillo y bien claro: aquel o aquella que meta la mano en la caja se va a la puñetera calle, sin más dilaciones». La frase, que no por repetida –también lo dijo el sábado en Jaén– sonó menos contundente, se pronunció el pasado domingo en la clausura de la segunda escuela de otoño del PP sevillano, a la que asistieron concejales y alcaldes de toda la provincia. El autor no fue otro que el líder de los populares andaluces, Juan Manuel Moreno Bonilla, ante más de un centenar de asistentes. Entre ellos, había una gran ausencia, tanto en ese fin de fiesta en el Hotel Alcázar de la Reina de Carmona como en las fotos que se realizaron los regidores el sábado y se difundió a los medios de comunicación: la alcaldesa de Bormujos, Ana Hermoso. De hecho, en la imagen que se envió se encontraban la mayoría de los barones del PP en la provincia de Sevilla: Guadalcanal, Mairena del Aljarafe, Gelves, Bollullos,Carmona, Espartinas... e incluso el número 2 de Tomares, Eloy Carmona. Hasta se encontraba Lola Rodríguez, alcaldesa de Palomares hasta que en febrero pasado cuajó una moción de censura en su contra. Y es que la situación en la que se encuentra la alcaldesa de Bormujos no es fácil, después de que el juez de instrucción número 2 confirmara su imputación por un presunto delito de cohecho al haber aceptado supuestamente un bolso de la marca Loewe, a cambio de votar a favor de la moción de censura consumada en 2005 para expulsar alPSOE de la Alcaldía de este municipio del Aljarafe. No es cómodo para ella, pero menos para un partido que defiende que está esgrimiendo un mensaje de tolerancia cero ante cualquier caso de corrupción, aunque sea en su fase inicial y sin condena de por medio –caso de la imputación–. A principios de octubre, cuando se confirmó la imputación, el PP provincial aseguró que no había adoptado ninguna decisión. Pero, más de mes y medio después, ya está tomada. Al menos por las altas esferas. De hecho, desde la cúpula regional afirman que han mostrado la puerta de salida la actual alcaldesa. «La decisión está más que tomada y no queda otra salida; ella también lo sabe», indican voces autorizadas de la sede de San Fernando. Con esta decisión, el PP andaluz pretende adoptar una postura de coherencia, en línea con el discurso de su presidente regional. Moreno Bonilla, de hecho –y lo dijo también en la clausura en Carmona–, enfatizó si su partido se tenía que decantar «entre votos y dignidad», siempre elegirá «la dignidad», aunque ello le suponga «perder alcaldías». Con esa máxima, Moreno Bonilla destacó la expulsión «fulminante» de los concejales del PP de Alhaurín el Grande (Málaga) que apoyaban al exalcalde, condenado por corrupción, o del teniente de alcalde de La Carolina (Jaén) imputado. Y el mismo camino, ocurriría, según afirman las fuentes del PP regional, con el caso de Bormujos, un municipio que actualmente está gobernando el PP pero que ha sufrido infinidad de vaivenes de cambio de color político en los últimos años. Aunque todavía no existe notificación oficial, la lógica empuja a que se actuará como los otros dos casos. Es decir, la expulsión del partido.

  • 1